Tabaco y corazón

En el Día Mundial sin Tabaco queremos recordar como el tabaquismo es un factor de riesgo para el corazón.

551411_372468342869635_335132108_n.jpg

Según el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), el tabaco provoca cerca de 50.000 muertes anuales en España por dolencias como la bronquitis crónica, el enfisema pulmonar y el cáncer de pulmón y faringe. Por si esto fuera poco, él también es el factor de riesgo cardiovascular más importante, ya que la incidencia de la patología coronaria en los fumadores es tres veces mayor que en el resto de la población. Las posibilidad de padecer una enfermedad de corazón es proporcional a la cantidad de cigarrillos fumados al día y al número de años en los que se mantiene este hábito nocivo.

Hay dos factores por los que el tabaco puede producir una isquemia coronaria:

  • Nicotina. Desencadena la liberación de las catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) que producen daño en la pared interna de las arterias (endotelio), aumenta el tono coronario con espasmo, produce alteraciones de la coagulación, incrementa los niveles de LDL (colesterol malo) y reduce los de HDL (colesterol bueno). La concentración de nicotina en sangre depende más del grado de inhalación que del contenido de nicotina del propio cigarro.
  • Monóxido de carbono. Disminuye el aporte de oxígeno al miocardio y aumenta el colesterol y la agregabilidad plaquetaria (su capacidad de unirse y formar coágulos).

Al abandonar este hábito te reportará estos beneficios:

  • Mejora la respiración y te cansas menos.
  • Disminuye la predisposición a toser y contraer infecciones.
  • La piel y el rostro se recuperan del envejecimiento prematuro.
  • Recobras el sentido del gusto y olfato.
  • El deterioro de la función pulmonar se ralentiza.
  • Reduce la tasa de re-infarto y muerte súbita en un 20-50%.
  • Disminuye el riesgo de contraer otras enfermedades como cáncer de pulmón y de garganta, asma, EPOC, cataratas y enfermedades de las encías.

Tres años después de renunciar al tabaco, el peligro de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular del exfumador es el mismo que el de quien no haya fumado nunca.

 

Día Mundial de la Salud 2018 – Salud para todos

Hoy, 7 de abril, es el Día Mundial de la Salud.  La OMS ha lanzado este año el lema “Salud para todos”, con el objetivo de ayudar a los países a avanzar hacia la cobertura sanitaria universal (CSU). Ello significa garantizar que todas las personas, en cualquier lugar, puedan tener acceso a servicios de salud esenciales y de calidad sin tener que pasar apuros económicos.

La Organización dedicará una atención de alto nivel a la CSU por medio de una serie de actos organizados a lo largo de 2018, que comenzarán con el Día Mundial de la Salud, el 7 de abril, con conversaciones a nivel mundial y local sobre la manera de alcanzar el objetivo de la salud para todos.

Por qué es importante la cobertura sanitaria universal

Los países que invierten en la CSU realizan una importante inversión en su capital humano. En los últimos decenios, la CSU ha surgido como una estrategia clave para avanzar hacia la consecución de otros objetivos relacionados con la salud y de desarrollo más amplios.

El acceso a cuidados esenciales y de calidad y a la protección financiera no solo mejora la salud de las personas y su esperanza de vida, sino que también protege a los países de las epidemias, reduce la pobreza y el riesgo de padecer hambre, crea empleos, impulsa el crecimiento económico y promueve la igualdad de género.

Lo que pueda hacer el Día Mundial de la Salud

Algunos países ya han logrado importantes avances hacia la cobertura sanitaria universal. Aun así, la mitad de la población mundial todavía no puede acceder a los servicios de salud que precisa. Si los países quieren alcanzar la meta de los ODS, mil millones más de personas deberán beneficiarse de la CSU de aquí a 2023.

El Día Mundial de la Salud pondrá en el candelero la necesidad de la CSU y los beneficios que puede aportar. La OMS y sus asociados intercambiarán ejemplos de medidas que pueden adoptar para lograrla mediante una serie de actos y conversaciones que se celebrarán en distintos niveles.

Como ha afirmado el Director General de la OMS, “Nadie debería tener que elegir entre la muerte y las dificultades económicas. Nadie debería tener que elegir entre comprar medicamentos y comprar alimentos”.

A lo largo de 2018, la OMS quiere inspirar, motivar y guiar a las partes interesadas en la CSU para que contraigan compromisos en esta esfera:

  • Inspirar— poniendo de relieve el poder que tienen los responsables de la formulación de políticas para transformar la salud de su nación, caracterizándolo como un desafío estimulante y ambicioso, e invitándoles a formar parte del cambio.
  • Motivar — intercambiando ejemplos de cómo los países ya están avanzando hacia la CSU y alentando a otros países a encontrar su propio camino.
  • Guiar— proporcionando herramientas para un diálogo estructurado en materia de políticas sobre la manera de promover la CSU en el ámbito nacional o respaldando estos esfuerzos en otros países (por ejemplo, ampliando la cobertura de los servicios, mejorando su calidad y reduciendo los pagos sufragados por los usuarios de su propio bosillo).

Tema, lema y etiqueta

  • El tema del Día Mundial de la Salud es: Cobertura sanitaria universal para todas las personas, en cualquier lugar.
  • El lema es “La salud para todos”.
  • La principal etiqueta que utilizamos es #HealthForAll , pero tengan a bien consultar asimismo las contribuciones a #WorldHealthDay.

Fuente: OMS

Día Mundial de la Actividad Física 2018 – Personas mayores

pair-2914879_1920.jpg

Las personas mayores que se mantienen activas físicamente consiguen ralentizar o atenuar, e incluso revertir, muchos de los efectos de la edad. Conviene ser constantes y activos por día, sin llegar al agotamiento.

Se recomienda que las personas de más de 65 años incorporen treinta minutos de actividad física a su vida diaria. Toda actividad suma:

  • Vaya a pie o en bicicleta para realizar las actividades de cada día.
  • Subir por las escaleras en lugar de coger el ascensor o las escaleras mecánicas.
  • Aparcad el coche un poco más lejos de lo habitual, o bajar del autobús o del metro una o dos paradas antes.
  • Apúntese a un grupo de caminatas del barrio.
  • Baile.
  • Haga bicicleta estática o cinta de correr mientras ve la televisión.
  • Disfrute activamente del ocio realizando actividades como la petanca, el taichí, el yoga, las actividades acuáticas o los bailes de salón.
  • Colabore como voluntarios haciendo tareas activas.
  • Haga las tareas del hogar o pequeñas reparaciones, y trabajar en el huerto o el jardín.
  • Jugad con los nietos, o pasear al perro.
  • Haga paseos familiares, vaya a buscar setas.
  • Apúntese al gimnasio o en el polideportivo.

MONSTERS

Dia mundial sin automóvil 2017

logosem2017_tcm7-458230.png

Muy cercano al Día Mundial del Corazón, 29 de septiembre, hoy es el Día Mundial sin Automóvil, bastante relacionado con la salud de nuestro corazón, ya que el desplazamiento en bicicleta o caminando beneficia y fortalece el corazón, evitando enfermedades cardiovasculares.

En dicha jornada se hace un llamado a los ciudadanos a dejar este medio de transporte por un día y probar nuevos medios de desplazamiento. Aunque la idea ya venía de años antes, fue en la década de 1990 cuando comenzó a adoptarse en algunas ciudades. Se celebra el día 22 de septiembre, aunque en algunos países varía dicha fecha para crear incluso semanas dedicadas al tema.

Un estudio de la Universidad de Edimburgo (Escocia) demostró la influencia de los humos de los coches con ciertos problemas del corazón. Las pequeñas partículas químicas emitidas por los tubos de escape de los coches podrían aumentar el riesgo de ataques al corazón.

El estudio ha visto que las partículas ultrafinas producidas cuando se quema la gasolina son dañinas para los vasos sanguíneos y pueden aumentar la formación de trombos sanguíneos en las arterias, dando lugar a un ataque de corazón o a un derrame cerebral.

Mark Miller, de la Universidad de Edimburgo, explica que “mientras muchas personas tienden a pensar en los efectos de la contaminación del aire en términos de daños a los pulmones, existe una fuerte evidencia de afecta también al corazón y a los vasos sanguíneos. Nuestra investigación muestra que tanto los gases como las partículas pueden afectar a la presión arterial, aunque son las partículas químicas emitidas por los tubos de escape de los automóviles las que son realmente nocivas. Estas partículas producen moléculas altamente reactivas denominadas radicales libres que pueden dañar nuestros vasos sanguíneos y provocar una enfermedad vascular”, reconoce este experto.

En este enlace se puede consultar las actividades de las diferentes poblaciones de España: http://mobilityweek.eu/2017-participants/?year=2017&country=ES

 

 

19 de abril, Día mundial de la bicicleta

bicycle-1838604_1920.jpg

Diversos estudios muestran los beneficios y las bondades del ejercicio de la bicicleta. Está clínicamente comprobado que es una de las actividades más completas y universales para prevenir dolores de espalda, proteger articulaciones y mejorar el sistema circulatorio e inmunológico, así como mantener tu salud psíquica en orden.

Montar en bicicleta supone un magnífico ejercicio cardiovascular que fortalece nuestro corazon. Además la participación de los músculos y de las articulaciones es máxima en número e intensidad durante el ejercicio del pedaleo. Está cintíficamente comprobado y demostrado que la intensidad del ejercicio realizado al montar en bicicleta aporta excelentes beneficios a la salud y así lo costatan numerosos estudios realizados.

Los beneficios de montar en bicicleta de forma regular reducirán tu riesgo de infarto tanto como un 50%. Con el ejercicio del pedaleo el ritmo cardiaco máximo aumenta y la presión arterial disminuye, estos son algunos beneficios: el corazón trabaja economizando. Vas a reducir tu colesterol LDL (el “malo”), con lo que tus vasos tendrán muchas menos posibilidades de calcificarse, y a la vez aumentará tu HDL o colesterol “bueno”. Los vasos sanguíneos se conservan flexibles y saludables cuando tus piernas se mueven cada día. Una razón más que aumenta los beneficios de montar en bicicleta.

El cerebro se oxigena más y te permite pensar con más facilidad. Tu cuerpo segrega hormonas que te hacen sentir mejor y que pueden hasta llegar a ser adictivas, una sana adicción a los beneficios de montar en bici en todo caso.

Está comprobado que los que montan en bicicleta regularmente sufren menos enfermedades psicológicas y depresiones. Montar en bicicleta y pedalear es uno de los mejores antidepresivos naturales que existen.

Las endorfinas, también llamadas hormonas de la felicidad, se generan con el ejercicio físico, de forma más notable cuando permaneces más de una hora sobre la bicicleta, así que ya sabes: ponte la alarma para que suene en una hora y no pares de pedalear hasta entonces, pero si quieres sentirte bien evita sobrepasar tus límites porque conseguirás el efecto contrario.

Según el Dr. Froböse, los beneficios de montar en bicicleta empiezan a apreciarse con los primeros 20 minutos de pedaleo. Sin embargo, lo ideal, según este mismo médico, es encontrar al menos tres huecos por semana para pedalear de 45 a 60 minutos, o “monta en bicicleta tan a menudo como puedas”. Cuanto más tiempo dedicas a la bicicleta más ventajas vas acumulando.

DURACIÓN DEL EJERCICIO EFECTOCONSEGUIDO
10 minutos Mejora articular
20 minutos Refuerzo del sistema inmunitario
30 minutos Mejoras a nivel cardiovascular
40 minutos Aumento de la capacidad respiratoria
50 minutos Aceleración del metabolismo
60 minutos Control de peso, antiestrés y bienestar general.

 

Semana del libro (1): Los beneficios de leer para la salud

aga-putra-125108.jpg

Iniciamos esta serie de artículos en relación al próximo día 23 de abril, Día Internacional del Libro y de la festividad en Cataluña de Sant Jordi.

Un reciente estudio de la Escuela Universitaria de Salud Pública de Yale examinó la relación entre longevidad y lectura. Los investigadores recogieron datos de 3.635 personas mayores de 50 años y compararon información de su salud mental a lo largo de un período de 12 años. ¿El resultado? El grupo de personas que leían durante más de tres horas y media semanales tenían cierta ventaja en términos de longevidad. Lamentablemente, leer los últimos cotilleos de los famosos no cuenta cuando se trata de incrementar la esperanza de vida. El estudio desveló que aquellos que leían libros tenían una posibilidad significativamente mayor de vivir durante más tiempo.

Estimula la atención y la concentración
Muchos de nosotros somos profesionales de la multitarea, pero la atención constante que proporcionamos a contestar emails y revisar nuestras redes sociales puede estar dañando nuestra productividad. Sentarse con un buen libro durante más de 5 minutos no solo hace que la mente se distraiga, sino que permite darle tiempo a la mente para concentrarse en una sola cosa en un período prolongado. ¿Cuántas veces te permites hacer eso en un día?

Mejora la memoria
Leer requiere concentración, pero también supone absorber información y después retenerla, lo que estimula el cerebro. Este proceso puede mejorar la mente y darle alas a tu capacidad de recordar. “Las partes del cerebro que han evolucionado para otras funciones –como visión, lenguaje y aprendizaje asociativo- se conectan en un circuito neuronal específico, lo cual es un auténtico reto”, asegura Ken Pugh, de los laboratorios Haskins. “Una frase es clave para un montón de información que debe ser inferida por el cerebro”. A través de la lectura, el cerebro es forzado a construir nuevos recuerdos, lo que ayuda a mejorar la función existente de memoria a corto plazo.

Reduce el estrés
Quizás lo primero que hagas para desestresarte no sea leer, pero una investigación de la Universidad de Sussex asegura que es la manera más relajante de hacerlo. El estudio, de 2009, monitorizó los niveles de estrés de un grupo de voluntarios que probó diferentes métodos de relajación. Tras seis minutos de lectura, sus niveles de estrés se habían reducido un 68%, por un 61% logrado escuchando música o un 42% caminando. ¿Por qué leer quedó el primero en la lista? Todo tiene que ver con la huida, explicó el director de la prueba. “Realmente da igual el libro que leas; simplemente perdiéndote en un libro puedes huir de las preocupaciones y del estrés del día a día y pasar un tiempo explorando los mundos creados por la imaginación del autor.

El estrés se cree que contribuye a alrededor del 60% de todas las enfermedades. Puede aumentar los riesgos de accidente cerebrovascular (en un 50%) y enfermedades del corazón (en un 40%). 

Ayuda a dormir
Además de eliminar nuestros aparatos electrónicos, establecer una rutina tiene relación con un sueño de calidad. Otra estupenda razón para convertir en un hábito nuestra sesión de lectura en la cama.

#diainternacionaldellibro #santjordi2017

Hoy, 7 de abril, Día mundial de la salud

whd-depression-630.jpg

Hoy se celebra el Día Mundial de la Salud que la OMS dedica este año a la depresión.

En su  nota de prensa, la OMS destaca que “la depresión es la principal causa de problemas de salud y discapacidad en todo el mundo. Según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 300 millones de personas viven con depresión, un incremento de más del 18% entre 2005 y 2015. La falta de apoyo a las personas con trastornos mentales, junto con el miedo al estigma, impiden que muchos accedan al tratamiento que necesitan para vivir vidas saludables y productivas.

Como riesgos para la salud cabe mecionar “fuertes vínculos entre la depresión y otros trastornos y enfermedades no transmisibles. La depresión aumenta el riesgo de trastornos por uso de sustancias y enfermedades como la diabetes y las enfermedades del corazón; lo contrario también es cierto, lo que significa que las personas con estas otras condiciones tienen un mayor riesgo de depresión.”

Acceso a la nota de prensa

Qué es la depresión

  • Es una enfermedad que se caracteriza por una tristeza persistente y por la pérdida de interés en las actividades con las que normalmente se disfruta, así como por la incapacidad para llevar a cabo las actividades cotidianas, durante al menos dos semanas.
  • Además, las personas con depresión suelen presentar varios de los siguientes síntomas: pérdida de energía; cambios en el apetito; necesidad de dormir más o menos de lo normal; ansiedad; disminución de la concentración; indecisión; inquietud; sentimiento de inutilidad, culpabilidad o desesperanza; y pensamientos de autolesión o suicidio.
  • La puede padecer cualquier persona.
  • No es un signo de debilidad.
  • Se puede tratar con terapia de conversación, con medicación antidepresiva o con una combinación de ambos métodos.

Qué puede hacer si cree que está deprimido

  • Hable de sus sentimientos con alguien de su confianza. La mayoría de las personas se sienten mejor tras hablar con alguien que se preocupa por ellas.
  • Solicite ayuda profesional. Hablar con un profesional sanitario local o con su médico de cabecera es un buen punto de partida.
  • Recuerde que puede sentirse mejor si recibe la ayuda adecuada.
  • Siga realizando las actividades que le gustaban cuando se encontraba bien.
  • No se aísle. Mantenga el contacto con familiares y amigos.
  • Haga ejercicio regularmente, aunque se trate de un pequeño paseo.
  • Mantenga hábitos regulares de alimentación y sueño.
  • Acepte que puede tener depresión y ajuste sus expectativas. Tal vez no pueda llevar a cabo todo lo que solía hacer.
  • Evite o limite la ingesta de alcohol y absténgase de consumir drogas ilícitas, ya que estos productos pueden empeorar la depresión.
  • Si tiene pensamientos suicidas, pida ayuda a alguien inmediatamente.

Actividad física (3)

la-respiracion-durante-el-ejercicio.jpg

El ejercicio físico, junto a una dieta equilibrada, es esencial para mantener a raya las enfermedades cardiovasculares.

La condición física relacionada con la salud incluye: la capacidad aeróbica (CA) o cardiorrespiratoria, la fuerza y resistencia muscular, la flexibilidad y la composición corporal, siendo considerado el componente cardiorrespiratorio como el más importante y principal exponente del estado de forma del sujeto.

Debido a la importancia que tiene la capacidad aeróbica sobre la salud, las instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomiendan para desarrollar y mantener la capacidad aeróbica, una actividad física aeróbica continua (carrera a pie, ciclismo, natación) mezclada con actividad física intermitente (deportes de equipo: fútbol, balonmano, juegos de pelota…), al menos 5 días a la semana, entre 30-90 minutos de duración y una intensidad equivalente al 55-90% de la frecuencia cardiaca (FC) máxima o el 55-75% de la FC de reserva o del consumo de oxígeno.

Practicar actividad física de forma regular es un hábito notablemente beneficioso para el organismo, y principalmente, para el corazón. Pero, para mantener alejadas las enfermedades cardiovasculares, ¿qué tipo de ejercicio físico es más efectivo? Si bien un mínimo de movimiento corporal es positivo frente al sedentarismo, varios estudios ha confirmado que para prevenir problemas coronarios lo más útil es el ejercicio intenso, no solo por los efectos hormonales que produce (bajada de la insulina basal…), sino porque esta ayuda a perder grasa corporal y en consecuencia mejora muy probable de la salud cardiovascular.

La actividad física en general redunda en beneficios para la salud y puede prevenir enfermedades cardiacas, pero aún más positiva es la respuesta del organismo ante la ejercitación intensa.  Siempre es mejor “hacer algo” que “no hacer nada”, además de realizarlo en compañía porque se potencian los valores socioeducativos.

Fuente: Fundación del Corazón

Actividad física (2)

images-6

Segunda publicación con motivo del Día Mundial de la Actividad Física.

Consejos para potencial la actividad física en el trabajo:

  1. Hacer reuniones de trabajo actívas (de pie o caminando).
  2. Realizar actividades de pie mientras: se habla por teléfono, se clasifican documentos, se hacen fotocopias o se espera una llamada.
  3. En vez de usar el teléfono, ir a ver un compañero de trabajo para hablar (si está en el mismo edificio).
  4. Caminar en el tiempo de descanso (media mañana y /o a la hora de comer).
  5. Sustituir las pausas para el café por pausas para caminar (se puede tomar un café caminando!).
  6. No estar más de dos horas seguidas sentado. Cambiar de posición e ir “a estirar” las piernas.
  7. Hacer rodar los hombros y estirar el cuello cuando se está ante el ordenador de vez en cuando.
  8. Contraer los músculos de la espalda y del abdomen mientras se está sentado en el transporte público o en la oficina.
  9. Adoptar una postura ergonómica (consultar un experto para cada puesto de trabajo).
  10. Inscribirse en grupo a una instalación deportiva cercana.

Y en los desplazamientos:

  1. Utilizar frecuentemente las escaleras (siempre que estén bien iluminadas) evitando el uso del ascensor.
  2. Si se coge el ascensor, bajar o subir unos pisos antes o después del destino y utilizar las escaleras.
  3. Evitar el uso de las escaleras mecánicas en el metro, el tren y el aeropuerto.
  4. Hacer uso del transporte público y bajar una/s parada/antes o después del destino, si se trata de una zona segura para caminar.
  5. Esperar el metro y el autobús caminado. Recordar ceder siempre el asiento a otra persona que lo necesite. Además, de pie se realiza más gasto de energía y se trabaja el equilibrio.
  6. Ir a pie al trabajo ya los lugares de ocio. Hacer uso de un podómetro y realizar entre 8.000 y 10.000 pasos al día.
  7. Utilizar el transporte público para acompañar a los niños a la escuela.
  8. Acompañar a los hijos a la escuela a pie (también ayudará a sus hijos a desarrollar un comportamiento activo).
  9. Aparcar el coche / moto lejos (500-800 m aprox.) de las entradas de las tiendas, centros comerciales, centros urbanos, cines, teatros o de casa. Caminar un mínimo de 10 minutos.
  10. Hacer uso de la bicicleta como medio de transporte.

Fuente: PAFES

14 de marzo, día europeo para la prevención del riesgo cardiovascular

United Animal Society

Las enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio siguen siendo la primera causa de muerte en España, y suponen casi el 30 por ciento del total de muertes, una tasa superior al cáncer, que es del 27,86 por ciento, o las enfermedades del sistema respiratorio, 11,08 por ciento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos informa que se podrían reducir hata en un 80% las muertes por esta enfermedad siempre que se siga un estilo de vida saludable.

Hay una serie de factores de riesgo que hay que tener en cuenta para prevenir esta enfermedad y son: 

  • Hipertensión arterial.
  • Colesterol
  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Tabaquismo.

Existen otros factores que pueden facilitar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares: 

  • Apnea del sueño.
  • Estrés.
  • Contaminación.
  • Consumo de drogas.
  • Enfermedad renal crónica.
  • A partir de los 60 años el riesgo se multiplica.
  • Tener familiares directos que han sufrido esta enfermedad antes de los 60 años.

Esta concienciación debe llegar también a los menores y a los jóvenes, ya que los hábitos alimenticios y de ejercicio físico en la infancia y la adolescencia son cruciales para tener una vida saludable de adultos.

Consejos para reducir el riesgo cardiovascular: 

  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Mantener una dieta sana y equilibrada.
  • Reducir el consumo de sal.
  • Evitar el sobrepeso.
  • Controlar la glucosa en sangre.
  • Controlar el colesterol.
  • Realizar actividad física 3 ó 4 veces/semana y un mínimo de 45 minutos.