Enrique Gil, cardiólogo infantil: “Pondría desfibrilador en todos los lugares donde se practica deporte”

Interesante entrevista que publica El Mundo a el doctor Enrique Gil Beltrán, cardiólogo infantil del Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime de Castellón, que destacar la importancia de una rápida actuación y por tanto de una alta presencia de desfibriladores.

A la pregunta sobre las causas de la muerte súbita de jóvenes deportistas explica que se debe principalmente enfermedades del músculo cardiaco de causa genética, anomalías de las arterias coronarias y síndromes arritmogénicos conocidos como canalopatías. Aunque en un número no despreciable de casos no se encuentra la causa.

Destacamos a continuación tres preguntas de la entrevista:

Tras una reanimación a tiempo, con prácticas manuales o vía desfibrilador, ¿recupera el joven su vida normal, incluso si es deportista de competición?

El principal factor de supervivencia en caso de parada cardiaca por fibrilación ventricular es el tiempo transcurrido entre el colapso y la desfibrilación, de manera que si ésta se realiza en los primeros 3 minutos, consigue una supervivencia superior al 50%. Una vez se haya conseguido abortar o recuperar la muerte súbita, habrá que estudiar las posibles causas, adoptar las medidas terapéuticas oportunas y desaconsejar la actividad deportiva intensa, ya que durante el ejercicio físico se produce un aumento de catecolaminas que pueden desencadenar eventos fatales.

¿Es suficiente la información/concienciación que tienen los padres hoy en día? ¿Por qué?

Es evidente que en España cada vez se practica más deporte y se inicia la competición a edades cada vez más tempranas. Con el paso de los años y el posicionamiento al respecto de varias sociedades científicas como la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas (SECPCC) y la asociación española de pediatría (AEPED), cada vez son más los padres que se interesan por este tipo de revisiones y los profesionales que las recomiendan. Y esto se debe también, en parte, por el gran impacto mediático y la preocupación que se genera cada vez que fallece un deportista joven. Aún así, creo que no existe información suficiente, porque no es un problema de salud pública, como pueden ser las campañas de vacunación o el cribado de cáncer de mama.

¿Dónde ordenaría usted la instalación e instrucción obligatoria de un desfibrilador?

En todos los lugares donde se concentran las actividades deportivas (colegios, polideportivos, piscinas, gimnasios…).

Fuente: ElMundo

DESFIBRILACIÓN PEDIÁTRICA DESPUÉS DE LA DETENCIÓN CARDÍACA: RESPUESTA INICIAL Y RESULTADO.

En el Día Mundial de los Niños mencionamos este estudio sobre desfibrilación pediátrica del año 2006.

INTRODUCCIÓN:
Los ritmos de choque son raros en el paro cardíaco pediátrico y los resultados de la desfibrilación son inciertos. El objetivo de este estudio fue analizar los resultados de la reanimación cardiopulmonar que incluyó la desfibrilación en niños.

MÉTODOS:
Cuarenta y cuatro de los 241 niños (18.2%) que fueron resucitados de un paro cardíaco hospitalario o extrahospitalario habían sido tratados con desfibrilación manual. Las variables de resultado fueron un retorno sostenido de la circulación espontánea (ROSC) y la supervivencia a 1 año. Se evaluaron las características de los pacientes y la reanimación.

RESULTADOS:
La enfermedad cardíaca fue la principal causa de arresto en este grupo. La fibrilación ventricular (FV) o la taquicardia ventricular sin pulso (TVP) fue el primer ritmo documentado de electrocardiograma en 19 pacientes (43,2%). Un ritmo desfibrilable desarrollado durante la reanimación en 25 pacientes (56.8%). La primera descarga (dosis, 2 J / kg) terminó la FV o PVT en ocho pacientes (18.1%). Diecisiete niños (38.6%) necesitaron más de tres descargas para resolver la FV o PVT. El ROSC se logró en 28 casos (63.6%) y se mantuvo en 19 pacientes (43.2%). Sin embargo, solo tres pacientes (6,8%) sobrevivieron al año de seguimiento. Los niños con FV o PVT como el primer ritmo documentado tuvieron mejor RCE, mejor supervivencia inicial y mejor supervivencia final que los niños con FV o PVT posterior. Los niños que sobrevivieron eran más viejos que los pacientes finalmente muertos. No se observaron diferencias significativas en la tasa de respuesta cuando se compararon los primeros y segundos choques. La tasa de supervivencia fue mayor en pacientes tratados con una segunda dosis de choque de 2 J / kg que en aquellos que recibieron dosis más altas. El resultado no estuvo relacionado con la causa o la ubicación del arresto. La tasa de supervivencia estuvo inversamente relacionada con la duración de la resucitación cardiopulmonar.

CONCLUSIÓN:
La desfibrilación es necesaria en el 18% de los niños que sufren un paro cardíaco. La terminación de la FV o PVT después de la primera dosis de desfibrilación se logra en un bajo porcentaje de casos. A pesar de que se ha obtenido un ROSC sostenido en más de un tercio de los casos, la supervivencia final sigue siendo baja. El resultado es muy pobre cuando se desarrolla un ritmo desfibrilable durante los esfuerzos de reanimación. Se necesitan nuevos estudios para determinar si las nuevas pautas internacionales contribuirán a mejorar el resultado del paro cardíaco pediátrico.

Fuente: http://www.rcppediatrica.org

20 de noviembre, Día mundial de los niños. Recordatorio sobre RCP y uso de desfibriladores

child-2702347_1920

En el Día Mundial de los Niños recordamos la importancia de saber aplicar correctamente la RCP y el Desfibriladores ante una emergencia pediátrica.

La tasa de mortalidad infantil ha experimentado un importante descenso en las dos últimas décadas, situándose en la mayoría de los países europeos en cifras que oscilan entre el 6 y el 15 por mil. Este descenso se ha producido, fundamentalmente, a expensas del componente posneonatal que, al encontrarse relacionado con factores exógenos como la alimentación y las infecciones, ha resultado sensible a las mejoras económicas, de saneamiento ambiental y a las acciones preventivas y asistenciales de la salud. España tiene una tasa de mortalidad infantil de las más bajas del mundo. En nuestro país, las causas más frecuentes de mortalidad infantil son las anomalías congénitas y la prematuridad. Las causas de origen respiratorio suponen el 14 %, y el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) el 3 %. En cuanto a la edad, la mayor mortalidad se produce en los menores de un año, sobre todo en los primeros 4 meses, se estabiliza después y vuelve a aumentar en la adolescencia.

Las causas de PCR en la infancia pueden clasificarse en dos categorías:

1. Las que afectan a niños sanos:
a) El síndrome de la muerte súbita en los menores de un año.
b) Los accidentes en los mayores de un año.

2. Las que afectan a niños con enfermedades:

  • Enfermedades respiratorias.
  • Enfermedades circulatorias.
  • Enfermedades que afectan a la respiración y la circulación.

RECOMENDACIONES DE UTILIZACIÓN DE LA DESFIBRILACIÓN SEMIAUTOMÁTICA EN NIÑOS

– La DESA se incluye en la RCP básica instrumentalizada de los niños a partir de un año de edad.

– En niños mayores de 8 años se utilizará un DESA normal.

– En los niños entre 1 y 8 años, de forma ideal, se debe utilizar un dispositivo provisto de un sistema atenuador de dosis. Si este sistema no estuviera disponible, se puede utilizar un DESA normal (adulto).

– En el momento actual no hay evidencias ni para apoyar ni para desaconsejar el uso de DESA en niños menores de un año.

– No se ha definido cuál es la mejor posición de los electrodos adhesivos en niños, por lo que tanto la colocación anterior/posterior como la esternal/apical pueden ser utilizadas indistintamente.

– En la mayor parte de los casos pediátricos, si el reanimador está solo, se realizará RCP inmediata antes de alertar a los servicios de emergencias y procurar un DESA. Sin embargo, si la parada es súbita y presenciada, el reanimador debe alertar de inmediato a los servicios de emergencia para que el DESA pueda utilizarse lo antes posible.

– Mientras no se disponga de un DESA, se realizarán las maniobras de RCP básica, procurando interrumpir lo menos posible las compresiones torácicas.

Fichas:

App (6): A Breathtaking Picnic

unnamed-3.jpg

Esta aplicación ha sido creada por Elastico, ganador del Premio Andersen en 2015, por la asociación sin fines de lucro IRC (Consejo Italiano de Resucitación), como parte del proyecto “Kids Save Lives”, apoyado por la Organización Mundial de la Salud, para La difusión de los conocimientos básicos de primeros auxilios a los escolares.

La historia de Tum-Tum el Oso y la Familia Ardilla es una forma lúdica de transmitir un concepto fundamental: en caso de paro cardiaco y asfixia, podemos tomar acción – ¡de hecho, debemos! Con unos sencillos pasos: sólo tienes que aprenderlos, tan pronto como sea posible, quizás a través del juego. Así que empiece de inmediato: lleve a sus hijos al mágico mundo de los bosques, escuche la historia … y toque todo lo que vea en la pantalla. ¡Obtendrás muchas sorpresas! En la parte dedicada a las madres y papás, encontrará información esencial sobre qué hacer en estas situaciones de emergencia.

unnamed-5

Para Android

Para IOS

Evitar la muerte súbita en los jóvenes deportistas

football-412059_1920

Noticia del diario Marca titulada: “Jaque a la muerte súbita”.

En Madrid, en el Hospital Montepríncipe, se ha creado la Consulta de Prevención Cardiovascular del Joven Deportista, pionera en España. Allí, el doctor Alejandro Rodríguez, cardiólogo de la Unidad de Cardiopatías Congénitas de dicho hospital, practica pruebas a los jóvenes deportistas para detectar si corren riesgo de sufrir muerte súbita: “En una sola sesión podemos detectar entre un 90% y un 95% de las causas de muerte súbita en jóvenes deportistas, así como hasta un 99% en corazones que vemos normales con un examen de seguimiento cada dos años”.

En una hora, y gracias a cuatro pruebas sencillas e indoloras, los jóvenes deportistas pueden asegurarse de que practicarán su especialidad con tranquilidad. Unas pruebas obligatorias en Italia -donde se exige una exploración cardiovascular completa- desde hace ya años, y que en España no lo son por ese vacío legal que hay en torno al deportista y su condición de federado, municipal, colegial…

Se recomienda realizar estas pruebas a los deportistas entre los 8 y los 18 años.

Una exploración física completa y orientada, un electrocardiograma, un ecocardiograma y una ergometría de esfuerzo son las cuatro pruebas que conforman el antídoto para evitar la muerte súbita en los deportistas, según la Unidad de Cardiopatía Congénitas (UCC) del Montepríncipe.

La consulta se hace en una sola sesión. Es atendida por un equipo de cardiólogos pediátricos especializados, que revisan el historial clínico del niño y sus antecedentes familiares relevantes.

“Tres de cada 100 deportistas tienen una patología cardiovascular y no a todos se les impide hacer deporte, sino que se los controla para evitar y prevenir”, explica.

“La competitividad y el exceso de exigencia pueden provocar estrés en los niños y perjudicar su salud”. Además, aconseja vigilar la salud cardiovascular de los menores que practiquen mucho deporte: “Cuando la actividad física es vigorosa puede conllevar un riesgo especial para los niños que no presentan síntomas de enfermedades cardiacas, llegando incluso a provocar la muerte súbita. Esta posibilidad se multiplica por tres en los jóvenes deportistas que realizan competición”.

El principal problema por el cual los jóvenes son los que más peligro corren de sufrir una muerte súbita cardiovascular es el hecho de que sus corazones son motores que aún no han alcanzado su pleno desarrollo.

Hay que tener en cuenta que la muerte súbita está definida como un colapso que ocurre “durante la práctica del ejercicio y hasta una hora después de terminarlo. De hecho, muchos de los eventos fatales ocurren en la hora posterior a la práctica deportiva, que es cuando se produce el colapso cardiaco”, explica el doctor Rodríguez.

El modelo italiano

A los cardiólogos les gustaría que en España se siguiera el mismo protocolo que en Italia, el cual ya copió Alemania hace unos años: “Allí si quieres hacer deporte es obligatorio someterte a una exploración cardiovascular completa. Está legislado así”. En España, la competencia de exigir un reconocimiento cardiovascular es de las federaciones. Estos no siempre se realizan, y cuando se hacen, a veces no cumplen todas las premisas de la prevención. Para subsasanar estas deficiencias, la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica, con el apoyo del CSD, desarrolló una guía de prevención cardiovascular del jóven deportista, donde se especifica qué pruebas hay que hacer, cómo realizarlas y cómo interpretarlas.

Leer la noticia completa en Marca