Centros de trabajo de la Comunidad de Madrid y el Decreto 78/2017

prl-auxilio.jpg

De forma novedosa, el Decreto 78/2017 de la Comunidad de Madrid sobre desfibriladores incluye en su listado de centros obligados a tener un desfibrilador los centros de trabajo.

Decimos novedosa porque ningún otro decreto de otra comunidad menciona a los centros de trabajo como tal.

El criterio es el siguiente:  cualquier centro de trabajo con más de 250 trabajadores. Es decir, cualquier industria, oficina, empresa de servicios, construcción, que supere los 250 trabajadores deberá disponer de un DEA.

Esto se vincula directamente con la ley de Prevención de Riesgos Laborales que en su artículo 14 sobre derechos establece que los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.

Y en el artículo 22 sobre medidas de emergencia establece: “Para la aplicación de las medidas adoptadas, el empresario deberá organizar las relaciones que sean necesarias con servicios externos a la empresa, en particular en materia de primeros auxilios, asistencia médica de urgencia, salvamento y lucha contra incendios, de forma que quede garantizada la rapidez y eficacia de las mismas.”

Recordemos que la Constitución Española establece en su artículo 40.2 “que los poderes públicos, como uno de los principios rectores de la política social y económica, velar por la seguridad e higiene en el trabajo.”

Por tanto, nos encontramos que el Decreto 78/2017 vela por la seguridad y salud en el trabajo, complementando así la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, obligando a determinados centros a disponer de desfibrilador, siendo coherente en materia de primeros auxilios y asistencia médica de urgencia que aboga la Ley de Prevención.

Hoteles de Madrid y el nuevo Decreto

El nuevo Decreto 78/2017 que regula la instalación de desfibriladores y su registro en la Comunidad de Madrid menciona en su artículo 3 los centros que están obligados a tener un desfibrilador y, por tanto, a cumplir con todo lo que se establece en dicho decreto.

En el apartado g) de este artículo 3 menciona a los hoteles:

Los establecimientos hoteleros con más de 100 plazas.

El Instituto Nacional de Estadística definir Plaza hotelera: Espacio que ocupa una persona en un establecimiento hotelero. El número de plazas equivale al número de camas fijas del establecimiento. Las camas de matrimonio se cuentan como dos plazas; las camas supletorias no se tienen en cuenta.

Por tanto, para saber si un hotel está obligado o no, debe contar el número de camas individuales y de matrimonio y sumarlas. Si supera las 100 plazas, está obligado a tener un desfibrilador.

Es fácil deducir que el hotel que ya tenga 101 habitaciones estará obligado, independientemente que sean individuales o no.

Ello obliga al hotel a tener un desfibrilador y otras cuestiones:

  • Conectados de manera permanente a la red de emergencias de la Comunidad de Madrid SUMMA 112
  • Señal de DEA
  • Instrucciones de uso visibles
  • Que este visible el número 112
  • Identificar el desfibrilador debidamente, precisando su localización en los planos o mapas informativos del lugar
  • Garantizar su mantenimiento y conservación, de acuerdo con las instrucciones del fabricante del equipo
  • Formación

 

Borrador del nuevo Decreto de desfibriladores para la Comunidad de Madrid

Bandera-Comunidad-de-Madrid.png

El pasado 10 de mayo se publicó el texto del Proyecto de Decreto del Consejo de Gobierno por el que se regula la instalación y utilización de desfibriladores externos fuera del ámbito sanitario, y se crea su Registro en la Comunidad de Madrid.

Estamos en la fase final para su publicación. A continuación destacamos los siguientes puntos:

Artículo 3: Establecimientos obligados a tener un desfibrilador:

  1. a) Los grandes establecimientos comerciales.
  2. b) Los aeropuertos
  3. c) Las siguientes instalaciones de transporte: estaciones de autobuses y ferrocarril en poblaciones de más de 50.000 habitantes, las estaciones de metro y autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 5.000 personas.
  4. d) Los establecimientos públicos, con un aforo igual o superior a 2.000 personas.
  5. e) Los establecimientos dependientes de las Administraciones Públicas en poblaciones de más de 50.000 habitantes y con una afluencia media diaria igual o superior a 1.000 usuarios.
  6. f) Las instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de usuarios diarios sea igual o superior a 500 personas.
  7. g) Los establecimientos hoteleros con más de 100 plazas.
  8. h) Los centros educativos
    i) Los centros de trabajo con más de 100 trabajadores
    j) Los Polígonos industriales
  9. k) Los Servicios de emergencias no sanitarias que puedan ser primeros intervinientes tales como bomberos, policía local y protección civil en poblaciones de menos de 20.000 habitantes.

Artículo 4, además de señalizarse con la señal internacional, “deberá identificarse debidamente precisando su localización en los planos o mapas informativos del lugar”.En artículo 6 detalla que en caso de uso, en el plazo de 72 horas debe comunicarse y enviar informe a la Dirección General con competencias en materia de Inspección Sanitaria de la Comunidad de Madrid.

En el punto 3 del articulo 6 especifica que solo las personas formadas podrán hacer uso del desfibrilador.

En la disposición transitoria primera da un plazo de 12 meses desde la entrada en vigor del Decreto para que aquellos centros obligados del artículo 3, instalen el desfibrilador.

En la disposicón transitoria segunda da un plazo de 3 meses desde entrada en vigor del Decreto para que aquellos que ya disponen de un desfibrilador, para adaptarse a las disposiciones contenidas en el Decreto.

El 6 de junio finaliza el periodo de alegaciones del borrador.