Enrique Gil, cardiólogo infantil: “Pondría desfibrilador en todos los lugares donde se practica deporte”

Interesante entrevista que publica El Mundo a el doctor Enrique Gil Beltrán, cardiólogo infantil del Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime de Castellón, que destacar la importancia de una rápida actuación y por tanto de una alta presencia de desfibriladores.

A la pregunta sobre las causas de la muerte súbita de jóvenes deportistas explica que se debe principalmente enfermedades del músculo cardiaco de causa genética, anomalías de las arterias coronarias y síndromes arritmogénicos conocidos como canalopatías. Aunque en un número no despreciable de casos no se encuentra la causa.

Destacamos a continuación tres preguntas de la entrevista:

Tras una reanimación a tiempo, con prácticas manuales o vía desfibrilador, ¿recupera el joven su vida normal, incluso si es deportista de competición?

El principal factor de supervivencia en caso de parada cardiaca por fibrilación ventricular es el tiempo transcurrido entre el colapso y la desfibrilación, de manera que si ésta se realiza en los primeros 3 minutos, consigue una supervivencia superior al 50%. Una vez se haya conseguido abortar o recuperar la muerte súbita, habrá que estudiar las posibles causas, adoptar las medidas terapéuticas oportunas y desaconsejar la actividad deportiva intensa, ya que durante el ejercicio físico se produce un aumento de catecolaminas que pueden desencadenar eventos fatales.

¿Es suficiente la información/concienciación que tienen los padres hoy en día? ¿Por qué?

Es evidente que en España cada vez se practica más deporte y se inicia la competición a edades cada vez más tempranas. Con el paso de los años y el posicionamiento al respecto de varias sociedades científicas como la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas (SECPCC) y la asociación española de pediatría (AEPED), cada vez son más los padres que se interesan por este tipo de revisiones y los profesionales que las recomiendan. Y esto se debe también, en parte, por el gran impacto mediático y la preocupación que se genera cada vez que fallece un deportista joven. Aún así, creo que no existe información suficiente, porque no es un problema de salud pública, como pueden ser las campañas de vacunación o el cribado de cáncer de mama.

¿Dónde ordenaría usted la instalación e instrucción obligatoria de un desfibrilador?

En todos los lugares donde se concentran las actividades deportivas (colegios, polideportivos, piscinas, gimnasios…).

Fuente: ElMundo

La impresión 3D, al servicio de los desfibriladores

La Universidad Rice en Houston (Estados Unidos) ha diseñado Zfib, una almohadilla impresa en 3D con un total de 180 microagujas en su extremo inferior que permite mejorar la administración de la corriente hasta el corazón.

En el momento de la descarga de un desfibrilador, una gran cantidad de energia eléctrica a través de la piel para que esta se transmita al corazón. De hecho, este procedimiento puede llegar a generar quemaduras a la persona que está siendo tratada, lo que da buena muestra de la intensidad del dispositivo.

Conscientes de esta problemática, un equipo de estudiantes de la Universidad Rice en Houston(Estados Unidos) ha desarrollado un dispositivo que permite mejorar la administración de esta corriente hasta el corazón. Gracias al nuevo mecanismo, bautizado con el nombre de Zfib, se podrían aumentar las posibilidades de rescatar a los pacientes y, de forma simultánea, causar poco o ningún daño en la piel.

Atendiendo a detalles concretos, este sistema es una almohadilla impresa en 3D con un total de 180 microagujas en su extremo inferior. Así, el mecanismo se interconecta con los electrodos de desfibrilación ya existentes, transmitiendo su corriente a través de las agujas.

Toda vez situado Zfib sobre la piel, se aplica presión en el dispositivo para empujar las microagujas hacia la dermis. Un sensor integrado mide la presión que se efectúa y una luz de indicación verdegarantiza que el proceso se lleva a cabo de forma óptima.

En los estudios iniciales, el grupo del centro académico americano ha demostado que su dispositivo reduce el efecto de la impedancia de la piel en un 72%. Las pruebas, desarrolladas hasta el momento con un cadáver de oveja, han demostrado la efectividad de este prototipo.

La policía de La Solana salva a un hombre utilizando un desfibrilador

De nuevo una noticia que reafirma la importancia de la RCP, el uso del desfibrilador y la rápida actuación.

Dos agentes de la policía local de La Solana, en Ciudad Real salvan la vida de un hombre de 65 años cuando sufría un paro cardíaco. Los agentes realizaban su ronda de vigilancia cuando recibieron el aviso. Un vecino llamó a Emergencias cuando vio cómo un todoterreno con remolque hacía una maniobra peligrosa.

Cuando el coche patrulla se acercó, descubrieron a un hombre de inconsciente en el interior de vehículo. Los agentes emplearon, por primera vez, el desfibrilador que llevan en el interior del coche. Actualmente, el hombre está estable y se recupera del paro cardíaco.

Fuente: cmmedia.es

Nuevo Decreto en uso de desfibriladores en Castilla La Mancha

logonuevoazul_1.png

Una nueva Comunidad Autónoma actualiza su decreto en el uso e instalación de desfibriladores fuera del ámbito sanitario, esta vez es Castilla La Mancha.

Se trata del Decreto 4/2018, que derroga el anterior, el Decreto 9/2009. Mencionar que el Decreto no establece obligación de instalación para ningún tipo de centro o actividad, ni recomendación. A continuación destacamos los apartados más importantes:

En el artículo 3 determina como debe ser la instalación:

  • Espacio adecuado y accesible
  • Señal bien visible
  • Indicar en planos o mapas (punto añadido)
  • Material que se indica en el Anexo II: dos juegos de parches (uno de adulto y otro pediátrico) y una batería accesoria, un kit de RCP, rótulo de “Avisar al 112” y al algoritmo de RCP y DEA (según recomendaciones vigentes de CERCP).
  • Tener personal formado durante todo el tiempo que permanezca abierto al público el centro.
  • Contar con un servicio de telefonía, integrado o no en el DEA, para la comunicación inmediata con el Servicio de Emergencias 1-1-2. En caso de no estar integrado, deberá disponer de un sistema de manos libres con altavoz externo que se desplazará con el propio DEA.

  • Se han de tener los informes de mantenimiento disponibles para los inspectores sanitarios.

En el artículo 5, sobre quien puede hacer uso del DEA, nos remite a las personas formadas, pero en el punto 2 dice que “excepcionalmente, en el supuesto de que no se encuentren presentes en el lugar la persona o personas concretas autorizadas para su uso en el momento en que ocurre la parada cardíaca, cualquier persona podrá utilizar el DEA siempre que contacte con una persona Licenciada en Medicina y Cirugía, Graduada en Medicina o Diplomada o Graduada en Enfermería del Servicio de Emergencias 1-1-2.”

En el artículo 6 determina que el reciclaje de la formación será bianual (al igual que el anterior decreto)

En el artículo 7 especifica que tras el uso del DEA, en un plazo máximo de 7 días debe remitirse informe a la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario.

En la Disposición transitoria segunda. Adecuación a los requisitos exigidos, en el punto 1 determina que los espacios públicos y privados que ya dispongan de un desbrilador registrados deberán adecuarse a los requisitos previstos en este decreto en el plazo de doce meses, a partir de la entrada en vigor del mismo. En la disposición final tercera detalla que el Decreto entra en vigor al mes de su publicación, que fue el 02/02/2018, por tanto, entra en vigor el 02/03/2018 y las empresas que ya tengan un desfibrilador tienen hasta el 02/03/2019 para cumplir con lo que marca el decreto.

En el punto 2 de la misma disposición dice que si ya se tiene un DEA y no está registrado, se tiene 6 meses desde la entrada en vigor del Decreto para hacerlo con el nuevo comunicado de registro, es decir, hasta el 02/09/2018.

En el Anexo III especifica la duración de las formaciones (idénticas al anterior decreto):

  • Inicial: 8 horas
  • Continuada: 4 horas

 

Descargar el Decreto

Actualizado el registro de desfibriladores en Canarias: 654 equipos registrados

Se ha actualizado en IDECanarias el servicio de  Desfibriladores Semiautomáticos y Automáticos externos (DESA) de Canarias con los datos actualizados con fecha de 30 de noviembre de 2017. La información, que puede consultarse a través del visor, ha sido suministrada por el Servicio Canario de Salud de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, que cuenta ya con 654 equipos registrados en la Comunidad Autónoma Canaria.

Enlace al visor: IDECanarias

Al hacer clic en un icono de DEA el visor da información sobre el número de registro, dirección, ubicación concreta del desfibrilador y municipio. Luego, en la pestaña de detalles da información sobre latitud y longitud.

El 16 de febrero de 2017 IDECanarias ubicaba 373 equipos registrados. Por tanto es un incremento del 75,34% en nueve meses.

 

Desfibriladores externos automáticos: su importancia en el lugar de trabajo

La OSHA (Occupational Safety and Health Administration) publicó un artículo sobre la informar a los empleadores sobre el uso de desfibriladores externos automáticos (DEA).

Sesenta y un millones de estadounidenses tienen enfermedades cardiovasculares, lo que resulta en aproximadamente 1 millón de muertes por año. Un tercio de estas muertes (300,000-400,000) se deben a un paro cardíaco, la pérdida repentina e inesperada de la función cardíaca. Las tasas de supervivencia para un paro cardíaco extrahospitalario son solo del 1 al 5 por ciento. La mayoría de las veces, el paro cardíaco se debe a un latido caótico del corazón (fibrilación ventricular), que puede restablecerse a un ritmo normal si se trata oportunamente con descarga eléctrica (desfibrilación). El tratamiento de la fibrilación ventricular observada con desfibrilación inmediata puede dar como resultado una supervivencia superior al 90 por ciento. Con cada minuto de demora en la desfibrilación, casi 10 por ciento menos sobrevive, de modo que a los 10 minutos, la supervivencia es pésima. En junio de 1999, los aeropuertos O’Hare y Midway de Chicago instalaron desfibriladores externos automáticos (DEA) para responder en 1 minuto a un paro cardíaco. En los primeros 10 meses, ocurrieron 14 paros cardíacos, y 9 de las 14 víctimas (64 por ciento) sobrevivieron.

En 1999 y 2000, 815 de 6,339 (13 por ciento) muertes reportadas a OSHA en el lugar de trabajo se debieron a un paro cardíaco repentino. Los factores de trabajo que pueden agravar o contribuir a la enfermedad cardiovascular son el monóxido de carbono, el disulfuro de carbono, los hidrocarburos halogenados, el tabaquismo, el calor o el frío extremo, el estrés y el trabajo por turnos. Los riesgos eléctricos pueden producir un paro cardíaco (fibrilación ventricular). La exposición al ruido, el plomo o el arsénico puede producir presión arterial alta, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

El DEA es liviano, funciona con baterías recargables, analiza el ritmo cardíaco y automáticamente indica cuándo se produce una descarga eléctrica. Estos desarrollos han reducido notablemente el tiempo de respuesta y han minimizado la necesidad de capacitación. En un estudio de paro cardíaco simulado, el tiempo medio para la desfibrilación fue de 67 segundos para los técnicos de servicio de emergencia entrenados, mientras que solo 90 segundos para los estudiantes de sexto grado no capacitados, lo que indica que incluso los no capacitados pueden utilizar estos dispositivos con éxito.

Reconociendo la necesidad de una respuesta más rápida, la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) ha propuesto la desfibrilación de acceso público (PAD), un programa que coloca los DEA cerca de la víctima (en lugares públicos) y utiliza personal capacitado para la desfibrilación. Específicamente, el programa debe diseñarse para reducir el tiempo hasta la desfibrilación a no más de 3-5 minutos. Usando este programa, un estudio de paro cardíaco en casinos encontró que la desfibrilación por un oficial de seguridad entrenado en los primeros 3 minutos produjo una tasa de supervivencia del 74 por ciento, mientras que la desfibrilación más de 3 minutos después del colapso tenía una tasa de supervivencia del 49 por ciento. Otro estudio que evaluó la supervivencia de los pasajeros de líneas aéreas con un paro cardíaco descubrió que el 92% respondió a la desfibrilación, mientras que el 40% sobrevivió para irse a casa.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos y la Administración de Servicios Generales publicaron las Pautas para los Programas de Desfibrilación de Acceso Público en las Instalaciones Federales luego de la aprobación de la Ley Pública 106-505 del 13 de noviembre de 2000, la Ley de Mejoramiento de la Salud Pública. La Ley autorizó la colocación de AED en edificios federales y proporcionó inmunidad de responsabilidad civil para cualquier persona que use un DEA en un edificio federal. Varios estados han adoptado legislación que permite a un lego usar un DEA y proporciona inmunidad legal para un uso adecuado.

El Colegio Americano de Medicina Ocupacional y Ambiental, la asociación profesional que representa a los médicos del trabajo, ha emitido directrices para establecer y administrar un programa de DEA en el lugar de trabajo.

Conclusiones

  • Cuanto antes se inicie la desfibrilación, más probabilidades habrá de que la víctima sobreviva.
  • El tiempo óptimo para la desfibrilación es de 3 a 5 minutos después del inicio del paro cardíaco.
  • El DEA es un método seguro, eficaz y fácil de aprender para tratar a las víctimas de un paro cardíaco.

Recomendaciones

Cerca de 400 muertes en el lugar de trabajo por paro cardíaco se informan a OSHA anualmente. Suponiendo que un tiempo promedio de desfibrilación de 5 minutos produciría una tasa de supervivencia del 40 por ciento, se podrían salvar 160 vidas por año. Los empleadores deberían considerar el uso de AED en sus sitios de trabajo para reducir el tiempo de desfibrilación con el objetivo de mejorar la supervivencia.

Fuente: osha.gov

La normativa de desfibriladores aplicada a los hoteles: situación actual

hotel.jpg

Es el momento de mayor afluencia de clientes en los hoteles de España. Mayor número de pernoctaciones y por tanto, mayor uso de los diferentes servicios de los hoteles: piscinas, gimnasios, actividades lúdicas, etc. Para el cliente, es el momento de relax pero también de cambios de hábitos: alimentación, actividad física, temperatura, horas de sueño.

Por ello, cada vez más los hoteles están incorporando los desfibriladores como un elemento más de seguridad en beneficio tanto de los clientes como de los trabajadores.

Expondremos cuál es la situación actual de la normativa española en desfibriladores y cómo afecta concretamente a los hoteles en cuanto obligación y formación, incluyendo las futuras reformas que hay en marcha.

Legislación de ámbito nacional:

Real Decreto 365/2009, de 20 de marzo, por el que se establecen las condiciones y requisitos mínimos de seguridad y calidad en la utilización de desfibriladores automáticos y semiautomáticos externos fuera del ámbito sanitario.

A continuación exponemos la obligatoriedad o no de que los hoteles estén cardioprotegidos en cada comunidad autonóma.

  • Especificaciones: en los casos que el decreto alude a locales de espectáculos públicos o actividades recreativas sin mencionar hoteles, se ha contactado directamente con el departamento de salud de la comunidad autónoma correspondiente para tener la confirmación de que los hoteles están incluidos en este apartado y bajo qué criterio: aforo total o parcial del local destinado a tal uso
  • Situación: se presenta la situación de revisión o borrador y como afectará a los hoteles, siempre citando el texto que se presenta en el borrador.

 

Captura de pantalla 2017-07-11 07.36.39Captura de pantalla 2017-07-11 07.36.53Captura de pantalla 2017-07-11 07.37.03Captura de pantalla 2017-07-11 07.37.14

Como afecta a los hoteles el borrador del nuevo decreto de desfibriladores en Valencia

El 24 de mayo se publicó el documento en respuesta a las alegaciones al borrador del decreto de desfibriladores de la Comunidad de Valencia.

Las alegaciones propuestas han sido rechazadas todas, siendo:

  • Ampliar el número de horas de formación
  • Disminuir el número de alumnos por docente
  • Incluir a los hoteles con aforo superior a 750 personas como espacios obligados
  • Reducir en general los aforos en los criterios de obligatoriedad

Por tanto, el borrador inicial queda como estaba, en el que en su artículo 3 establece la OBLIGACIÓN de tener desfibrildor en los siguientes centros:

  1. Instalaciones de transporte: aeropuertos y puertos comerciales, estaciones o apeaderos de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes, y las estaciones de metro con una afluencia media diaria igual o superior a 2.000 personas.
  2. Instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de personas usuarias diarias, teniendo en cuenta todos sus espacios deportivos disponibles, sea igual o superior a 500.
  3. Centros educativos con un aforo igual o superior a 1.500 personas.
    4. Establecimientos públicos con un aforo igual o superior a 1.000 personas. Se entiende establecimiento público el definido en el artículo 1, punto 1, apartado c, de la Ley 14/2010, de 3 de diciembre de la Generalitat, de espectáculos, públicos, actividades recreativas y establecimientos públicos.

Destacar que en respuesta a la alegación de incluir los hoteles con aforo superior a 750 personas, el texto literal dice “No se acepta por considerar que no está justificada la obligatoriedad para este tipo de establecimientos con aforo inferior a 1.000 personas, pudiendo hacerlo, en todo caso, de manera voluntaria”. El texto está firmado por el Director General de Asistencia Sanitaria, Rafael Sotoca Covaleda.

Por tanto, los hoteles están dentro del punto 4, del artículo 3 y quedarían obligados aquellos con aforo superior a 1.000 personas.