Una APP fue crucial para salvar la vida de un hombre con parada cardiorespiratoria

Los hechos ocurrieron en Nueva Zelanda. Un hombre tuvo una parada cardiorespiratoria en una concurrida calle de Wellington.

Al usar una aplicación de localización de desfibriladores desarrollada en Nueva Zelanda y RCP, un grupo de estudiantes de medicina, trabajadores de una tienda y servicios de emergencia trabajaron juntos y ayudaron a salvar la vida del hombre de 67 años después de que fuera descubierto por una trabajadora de una tienda.

La trabajadora de Body Shop, Alea Wharekura, usó la aplicación de búsqueda de DEA en su teléfono para ubicar un desfibrilador portátil en el antiguo edificio de James Smiths. LA RCP y el desfibrilador salvaron al hombre.

Wharekura tenía la aplicación porque acababa de hacer un curso de primeros auxilios.

LA aplicación AED Locations se vinculan a Google Maps para que los usuarios puedan buscar el desfibrilador más cercano.

Paris Evans dijo que él y otros miembros del personal habían notado que el hombre que estaba apoyado en la entrada de la tienda se estaba poniendo morado y no respondía cuando se dirigieron a él.

Lo pusieron en el suelo cuando uno chico de un grupo de estudiantes de medicina comenzó a hacer la RCP: el desfibrilador llegó y Evans dejó que el dispositivo le diera instrucciones mientras la RCP continuaba.

Mientras tanto, los servicios de emergencia llegaron pronto y se hicieron cargo de la RCP.

Antes de ser llevado al hospital, el hombre recuperó la conciencia y respiraba nuevamente.

 

Fuente: stuff.co

El desfibrilador ubicado en Blackburn ayuda a salvar a una mujer

_101060572_1f5fb9a7-8b9d-4513-a3eb-2daace934025

El DEA que se encuentra fuera de los estudios de la BBC Radio Lancashire en Blackburn se instaló el 18 de abril.

Una mujer entró en parada cardiorespiratoria en el pub Vic el 24 de abril. Los servicios de emergencia le dijeron al asistente del gerente Callum Walton que enviara a alguien para que fuera a buscar el desfibrilador ubicado fuera de la BBC Radio Lancarshire.

Fue utilizado con éxito dos o tres minutos más tarde.

La mujer ahora se está recuperando en el hospital.

Este caso demuestra la eficacia de todo el proceso: instalación de DEA, formación en RCP y el registro del DEA, que permite a los servicios de emergencia localizar el más cercano.

Un jugador de fútbol de 20 años reanimado por la RCP y uso de desfibrilador

Patrick Featonby, de 20 años, estaba jugando a futbol para el equipo Kerang en Balranald, cuando tuvo una parada cardiorespiratoria.

“Según el propio Patrick, habló con un cardiólogo al día siguiente que le dijo que había un 3 por ciento de posibilidades de sobrevivir sin el desfibrilador”

Featonby fue llevado al hospital en Balranald, luego a Mildura, donde lo trasladaron a Melbourne.

“La pelota no estaba cerca de él y, básicamente, se desplomó en el suelo”, según relatan.

Cuando colocaron los electrodos, el desfibrilador no detectó latido cardíaco, pero debido al buen hacer y entrenamiento del equipo técnico, en el segundo ciclo el desfibrilador hizo una descarga que reanimó al jugador.

Fuente: weeklytimesnow.com

 

Los espectadores usan un desfibrilador para ayudar a salvar a un niño en paro cardíaco

Los espectadores ayudaron a revivir a un adolescente de 15 años que tuvo una parada cardiorespiratoria mientras jugaba a fútbol sala en la Escuela Secundaria Sir Robert Borden en Greenbank Road el sábado pasado.

Se utilizó un desfibrilador externo automático ubicado en la escuela.

El chico estaba jugando en un torneo de futbol sala cuando tuvo la parada cardiorespiratoria.

Un cardiólogo que estaba allí comenzó la RCP mientras que otros fueron a buscar el desfibrilador de la escuela. Luego le dieron al adolescente una descarga antes de que llegaran los servicios de emergencias. Una vez llegaron, continuaron la resucitación y le dieron al niño más descargas antes de que su pulso regresara.

El paciente recuperó la conciencia de camino a un hospital local.

Actualmente se encuentra en el Hospital de Niños de Eastern Ontario en condición grave pero estable.

“Sin las acciones de los transeúntes, el resultado podría haber sido bastante diferente”, escribieron los paramédicos. “Este evento nos recuerda nuevamente la importancia de la RCP de espectadores y la aplicación temprana de un desfibrilador”.

Los paramédicos dijeron que el niño es la quinta persona en Ottawa que revivió con la ayuda de un desfibrilador de acceso público en lo que va del año.

Fuente: cbc.ca

El desfibrilador salva la vida 30 minutos después de ser instalado

Un jugador de rugby fue salvado mediante el uso del dispositivo que había sido entregado al club media hora antes.

La vida de un jugador de rugby fue salvada por la RCP y el uso de un desfibrilador que había sido donado al club solo 30 minutos antes.

El jugador de 57 años se estaba calentando en el estadio Gond en Dax, Landes, antes de un torneo anual de veteranos, cuando tuvo una parada cardiorespiratoria.

Sus compañeros de equipo actuaron con rapidez y usaron el desfibrilador que había sido donado al club media hora antes por la asociación Au cœur des jumeaux, que ha recaudado fondos para proporcionar 127 dispositivos de este tipo a los deportes clubes en Landes, Gironde y Pyrénées-Atlantiques desde su fundación en 2011.

Fantástica noticia por su resolución y la rapidez de eficacia al instalar el DEA hacía apenas 30 minutos.

Fuente: the connexion france

Planteamiento de modificar la ley italiana para generalizar el uso del desfibrilador

Al igual que la anterior noticia publicada, también se hace un planteamiento de modificar la ley en Italia para permitir que cualquier persona haga uso del DEA.

Una ley italiana que exige que los ciudadanos posean un certificado para usar un desfibrilador debe cambiar para mejorar la supervivencia de un paro cardíaco, investigadores argumentaron hoy en Acute Cardiovascular Care 2018, un congreso de la Sociedad Europea de Cardiología.

“El uso del desfibrilador externo automático (AED) antes de la llegada de los servicios médicos de emergencia (EMS) juega un papel clave para mejorar la supervivencia de las víctimas de un paro cardíaco extrahospitalario”, dijo el autor principal, Dr. Enrico Baldi, médico residente de cardiología de IRCCS. Policlinico San Matteo, Pavia, Italia.

El estudio se basa en la evaluación de cuántas veces se usan los DEA cuando un transeúnte en la provincia de Pavía presenta un paro cardiaco extrahospitalario.

El estudio utilizó el Registro de detención cardíaca de Pavia (Pavia CARe), que se estableció en octubre de 2014 y en el que se inscriben todos los pacientes de paro cardiaco extrahospitalario de la provincia. Se incluyeron todos los pacientes inscritos en el Registro hasta marzo de 2017, con la excepción de aquellos cuyo paro cardíaco fue presenciado por EMS.

Los investigadores calcularon la tasa de uso de DEA antes de la llegada del SME a los pacientes cuyo paro cardíaco fue presenciado por un lego y cuyo primer ritmo cardíaco fue susceptible de choque.  Un DEA fue utilizado por un lego en solo 9 de 140 pacientes (6.4%).

“Esta es una tasa extremadamente baja de uso de DEA”, dijo el Dr. Baldi. “En países donde la ley del ‘buen samaritano’ está en su lugar y todos los ciudadanos pueden usar un DEA, la tasa de uso de DEA antes de la llegada del SEM es de alrededor del 15-20%”.

La tasa de supervivencia a los 30 días fue significativamente mayor en los pacientes con desfibrilación proporcionados por los transeúntes (60%) en comparación con aquellos con desfibrilación por SEM (24%) (p = 0,02). El tiempo transcurrido desde el paro cardíaco hasta el primer choque fue significativamente más corto en el grupo que recibió desfibrilación por los transeúntes (5 minutos) en comparación con los que recibieron desfibrilación por medio del SEM (12 minutos) (p <0,01).

“Estos resultados confirman el impacto positivo sobre la supervivencia del uso de DEA antes de la llegada del SEM”, dijo el Dr. Baldi. “Es crucial actuar rápidamente en el paro cardíaco y los transeúntes pueden ser decisivos para determinar si un paciente vive o muere”.

“La ley italiana que exige que las personas estén certificadas en el uso de DEA es una gran limitación para su uso por parte de los miembros del público”, agregó. “No faltan desfibriladores: hay 503 desfibriladores en lugares públicos en la provincia de Pavia, lo que equivale a uno por cada 1.093 residentes”.

El Dr. Baldi dijo: “La ley italiana debe revisarse urgentemente para permitir que todos los ciudadanos usen un DEA, independientemente de si han sido entrenados. También necesitamos crear sistemas para alertar a los ciudadanos cercanos y a los bomberos y a la policía de que alguien ha sufrido un paro cardíaco. Cada momento es crítico en estos casos. Solo tres o cuatro minutos pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte “.

Fuente: Escardio.org

Impulsar el uso del DEA eliminando la responsabilidad en su uso

Nueva Escocia da un paso más para impulsar el uso de los desfibriladores, centrándose en las posibles repercusiones legales de su uso. Aunque el uso del desfibrilador no puede ocasión lesión en la víctima, si que es cierto que por falta de información puede ocasionar temor en la población de usarlo por temor al que pueda pasar.

Un proyecto de ley en Nueva Escocia se está abriendo camino para facilitar su uso sin temor a responsabilidades.

La enmienda a la Ley de Servicios Voluntarios tiene como objetivo aliviar los temores que pueda tener el público sobre el uso de un desfibrilador externo automático.

“Mucha gente tenía miedo de usarlos porque no estaban seguros de un problema de responsabilidad”, dijo Keith Bain, MLA de Victoria-The Lakes, quien presentó el proyecto de ley. “Lo que hace el proyecto de ley es evitar que cualquier individuo o una organización que tiene un DEA sea responsable“.

Eso incluye voluntarios que usan un DEA y cualquier organización cuyo DEA se utiliza.

Bain dijo que no tiene conocimiento de ningún problema legal relacionado con el uso de un DEA, pero la medida es una precaución para garantizar que nadie se contenga de usar el dispositivo en una emergencia.

“Simplemente no quería arriesgarnos, porque todos sabemos lo importante que es un DEA para salvar vidas”, dijo.

Jeff Fraser, director de operaciones provinciales para servicios de salud de emergencia, dijo que el proyecto de ley es una gran aclaración, ya que EHS ha recibido muchas preguntas al respecto.

“La gente preguntaba: ‘Si uso esta máquina y hay un suceso adverso, ¿soy responsable por eso?'”, Dijo Fraser. “Esto agregará tranquilidad a quienes se preguntan sobre la cobertura”.

Fraser cree que la enmienda ayudará a poner en circulación más DEA.

Fuente: CBCNews

El TSJ ve accidente de trabajo una arritmia aflorada por esfuerzo laboral

03_13_01_02.jpg

En una sentencia que puede ser pionera en España, el TSJ de Castilla y León ha reconocido como accidente de trabajo el desencadenamiento de una arritmia ventricular de un albañil –y que puso en serio peligro su vida– por el esfuerzo realizado al cargar pesadas gavetas de masa en una obra.

La enfermedad, de herencia genética, era preexistente pero totalmente desconocida por el albañil, ya que hasta la fecha de la fibrilación ventricular  no había sufrido sintomatología alguna, a pesar de que el afectado, de 45 años, era hasta entonces atleta federado y asiduo de carreras populares.

El TSJ sostiene que la arritmia afloró por el «sobre esfuerzo» que fue realizado «en tiempo y lugar de trabajo». Es decir, debe ser considerada como accidente de trabajo, y no como enfermedad bajo contingencia común como ha peleado con ahínco la mutua Fremap y la Seguridad Social para evitar asumir una pensión por una incapacidad permanente como finalmente ha ocurrido.

Los hechos sucedieron a las 16.20 horas del 20 de mayo de 2015, cuando el afectado se encontraba trabajando en Medina de Rioseco para una empresa de construcción. En el momento del ataque cardíaco se encargaba de subir a mano gavetas de masa de 35-40 kilos de peso hasta un tercer piso.

Tras realizar el esfuerzo, notó un fuerte mareo, con dolor severo en el pecho, al tiempo que sufrió un aumento alarmante de la frecuencia cardiaca. «Llegué a tener 270 latidos por minuto», recuerda el trabajador. Lo normal en un adulto en reposo son entre 80 y 100.

Ante esta situación, pidió a su compañero que acudiera en busca de ayuda médica, de forma providencial, situada enfrente de la obra. Estos servicios médicos acudieron de inmediato. Le aplicaron el protocolo de infarto y le trasladaron en ambulancia (primero convencional y luego UVI móvil) al Hospital Clínico de Valladolid, donde llegó consciente y orientado.

Llegando a La Mudarra comenzó a sufrir vómitos, y la situación se tornó crítica al entrar en parada cardiorrespiratoria. Por ello le aplicaron dos choques eléctricos con desfibrilador. Una vez en el Hospital Clínico, fue ingresado en la Unidad coronaria, donde se le practicó cateterismo cardiaco.

En la sentencia el TSJ resalta que tienen «encaje» como accidente laboral no solo aquellos supuestos en los que el accidente empeora la situación de la enfermedad preexistente y actuante, «sino también los casos en que el accidente hace aflorar patología derivada de lesiones que el trabajador tenía anteriormente sin que le hubieran provocado alteraciones relevantes».

Y precisa que la patología «no había aflorado ni tenido manifestación clínica alguna hasta el esfuerzo realizado, que actúa por ende como desencadenante más que ha influido también en la evolución de la enfermedad cardiaca y riesgo (que persiste) de aparición de arritmias malignas, nunca antes del accidente manifestadas».

Por tanto, es importante destacar que la sentencia determina que el sobreesfuerzo es desencadenante de problemas cardíacos, aún siendo una enfermedad que tuviera el trabajador sin que se hubiera manifestado antes sintomatología alguna. La sentencia afirma que el sobreesfuerzo forma parte de la evolución de la enfermedad cardíaca. Esto es importante, ya que las consecuencias son que el accidente pasa a ser contingencia profesional y ello repercute en una posible pensión por una incapacidad permanente.

Destacamos que al albañil se le aplicó en el hospital dos choques con desfibrilador, confirmando la importancia de disponer de Desfibriladores Externos en los centros de trabajo, en especial en aquellos con trabajos con sobre esfuerzos.

Accesibilidad de los desfibriladores: Un estudio de observación en las principales estaciones de tren

Para que un AED de acceso público sea óptimamente efectivo, los miembros del público deben poder encontrarlo fácilmente y sin demora. Esa una premisa fundamental y vital, que, en nuestro país, los decretos de las diferentes comunidades mencionan pero no exhaustivamente como debería ser. Muchos decretos dicen que el decreto ha de estar visible y que el espacio dónde se instala debe ser adecuado. En algún caso, obliga que este de cara al público, algo que favorece el hecho de no estar escondido en un armario. Lo cierto, es que así como los extintores se regula su altura, no superar el 1,70 m de altura, y se detalla que estén libre de obstáculos, a los desfibriladores les falta más detalles para su visibilidad y ubicación.

Para investigar qué tan fácil sería encontrar un DEA rápidamente en las principales estaciones de trenes de Londres, David Pitcher, el autor de este estudio (How accessible are public-access defibrillators? An observational study at mainline train stations), visitó diez de esas estaciones. En cada una, se le preguntó al personal del mostrador de información el número y la ubicación de los desfibriladores; las respuestas fueron anotadas. Cada vestíbulo de la estación se examinó cuidadosamente para identificar la ubicación de los DEA de acceso público y la señalización relacionada.

El personal de solo 2 de 10 estaciones proporcionó información precisa sobre los DEA y las indicaciones para al menos uno. En tres estaciones, dirigieron al autor a las oficinas de Network Rail o Transport Police en partes más remotas de las estaciones. En 5 estaciones, su única respuesta fue “No sé”.

No se instalaron DEA en posiciones centrales destacadas en las explanadas de la estación. La mayoría estaban en paredes de la periferia. Algunos fueron discretos o se ubicaron más allá de las barreras de acceso y son difíciles de encontrar. En una estación grande, no se encontró DEA después de una búsqueda cuidadosa, a pesar de que el personal dijo que estaban “diseminados”, y dirigieron al autor a una plataforma específica, donde el personal no tenía conocimiento de ningún DEA.

Un DEA estaba montado a la altura de la rodilla y no tenía ninguna señal que indicara lo que había adentro. Una (a la que el autor fue dirigido por el personal) estaba vacía, a excepción de una hoja de papel escrita a mano que indicaba la ubicación de otros 2 DEA, uno de los cuales estaba en el extremo remoto de una plataforma. Varios armarios tenían carteles que no se ajustaban a las recomendaciones nacionales sobre el color o el diseño. Ninguna estación tenía señales de dirección que guiaran a las personas a un DEA.

Estos hallazgos sugieren que  una persona ajena a la estación tendría dificultades para encontrar y obtener acceso rápido a un DEA en la mayoría de las estaciones principales de Londres, lo que reduciría la posibilidad de un resultado exitoso de un paro cardíaco. Es probable que este sea también el caso en otros entornos donde se proporcionan DEA de acceso público, incluidos centros urbanos y centros comerciales.

La provisión de un DEA de acceso público requiere planificación, para garantizar que sea fácil localizarlo rápidamente siempre que sea necesario. La oportunidad de que los DEA puedan salvar vidas podría mejorarse mediante la colocación del DEA en posiciones destacadas, mediante carteles claros y consistentes en los armarios, mediante señales de dirección para ayudar a las personas a encontrar un DEA rápidamente.

Un interesante estudio que nos hace reflexión sobre la importancia de destacar, enseñar y facilitar el acceso a todo medio de seguridad, tanto contra incendios como sanitario.

Fuente: Resucitation Journal

La muerte del niño de Ottawa impulsa a la junta católica francesa a instalar desfibriladores en todas las escuelas de Ontario

Suele ocurrir que las decisiones de seguridad se toman una vez ocurre una desgracia.

Los hecho ocurrieron en febrero de 2017, cuando un niño de Ottawa murió cuando su corazón se detuvo durante el recreo.

La decisión ha sido firme y contundente: la junta de la escuela católica francesa del este de Ontario ahora tiene desfibriladores en todas las 55 escuelas.

Si bien no se sabe si un desfibrilador le habría salvado la vida, la escuela de Griffin no disponía de dicho equipo.

Después de una historia de CBC, la Junta Escolar del Distrito de Ottawa-Carleton prometió instalar desfibriladores en todas sus escuelas y tras un estudio realizado para evaluar la situación descubrieron que 78 de las 119 escuelas primarias no tenían desfibrilador.

No es obligatorio para las juntas en Ontario equipar sus escuelas con desfibriladores, pero eso no ha sido obstáculo para que la junta católica francesa decidiera instalar desfibrilador en todas las escuelas.

Mejorar en seguridad no es un tema de obligación legal, si no de implicación y concienciación hacia la salud pública.

Fuente: CBCNews