Nuevo Decreto en uso de desfibriladores en Castilla La Mancha

logonuevoazul_1.png

Una nueva Comunidad Autónoma actualiza su decreto en el uso e instalación de desfibriladores fuera del ámbito sanitario, esta vez es Castilla La Mancha.

Se trata del Decreto 4/2018, que derroga el anterior, el Decreto 9/2009. Mencionar que el Decreto no establece obligación de instalación para ningún tipo de centro o actividad, ni recomendación. A continuación destacamos los apartados más importantes:

En el artículo 3 determina como debe ser la instalación:

  • Espacio adecuado y accesible
  • Señal bien visible
  • Indicar en planos o mapas (punto añadido)
  • Material que se indica en el Anexo II: dos juegos de parches (uno de adulto y otro pediátrico) y una batería accesoria, un kit de RCP, rótulo de “Avisar al 112” y al algoritmo de RCP y DEA (según recomendaciones vigentes de CERCP).
  • Tener personal formado durante todo el tiempo que permanezca abierto al público el centro.
  • Contar con un servicio de telefonía, integrado o no en el DEA, para la comunicación inmediata con el Servicio de Emergencias 1-1-2. En caso de no estar integrado, deberá disponer de un sistema de manos libres con altavoz externo que se desplazará con el propio DEA.

  • Se han de tener los informes de mantenimiento disponibles para los inspectores sanitarios.

En el artículo 5, sobre quien puede hacer uso del DEA, nos remite a las personas formadas, pero en el punto 2 dice que “excepcionalmente, en el supuesto de que no se encuentren presentes en el lugar la persona o personas concretas autorizadas para su uso en el momento en que ocurre la parada cardíaca, cualquier persona podrá utilizar el DEA siempre que contacte con una persona Licenciada en Medicina y Cirugía, Graduada en Medicina o Diplomada o Graduada en Enfermería del Servicio de Emergencias 1-1-2.”

En el artículo 6 determina que el reciclaje de la formación será bianual (al igual que el anterior decreto)

En el artículo 7 especifica que tras el uso del DEA, en un plazo máximo de 7 días debe remitirse informe a la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario.

En la Disposición transitoria segunda. Adecuación a los requisitos exigidos, en el punto 1 determina que los espacios públicos y privados que ya dispongan de un desbrilador registrados deberán adecuarse a los requisitos previstos en este decreto en el plazo de doce meses, a partir de la entrada en vigor del mismo. En la disposición final tercera detalla que el Decreto entra en vigor al mes de su publicación, que fue el 02/02/2018, por tanto, entra en vigor el 02/03/2018 y las empresas que ya tengan un desfibrilador tienen hasta el 02/03/2019 para cumplir con lo que marca el decreto.

En el punto 2 de la misma disposición dice que si ya se tiene un DEA y no está registrado, se tiene 6 meses desde la entrada en vigor del Decreto para hacerlo con el nuevo comunicado de registro, es decir, hasta el 02/09/2018.

En el Anexo III especifica la duración de las formaciones (idénticas al anterior decreto):

  • Inicial: 8 horas
  • Continuada: 4 horas

 

Descargar el Decreto

Centros de trabajo de la Comunidad de Madrid y el Decreto 78/2017

prl-auxilio.jpg

De forma novedosa, el Decreto 78/2017 de la Comunidad de Madrid sobre desfibriladores incluye en su listado de centros obligados a tener un desfibrilador los centros de trabajo.

Decimos novedosa porque ningún otro decreto de otra comunidad menciona a los centros de trabajo como tal.

El criterio es el siguiente:  cualquier centro de trabajo con más de 250 trabajadores. Es decir, cualquier industria, oficina, empresa de servicios, construcción, que supere los 250 trabajadores deberá disponer de un DEA.

Esto se vincula directamente con la ley de Prevención de Riesgos Laborales que en su artículo 14 sobre derechos establece que los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.

Y en el artículo 22 sobre medidas de emergencia establece: “Para la aplicación de las medidas adoptadas, el empresario deberá organizar las relaciones que sean necesarias con servicios externos a la empresa, en particular en materia de primeros auxilios, asistencia médica de urgencia, salvamento y lucha contra incendios, de forma que quede garantizada la rapidez y eficacia de las mismas.”

Recordemos que la Constitución Española establece en su artículo 40.2 “que los poderes públicos, como uno de los principios rectores de la política social y económica, velar por la seguridad e higiene en el trabajo.”

Por tanto, nos encontramos que el Decreto 78/2017 vela por la seguridad y salud en el trabajo, complementando así la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, obligando a determinados centros a disponer de desfibrilador, siendo coherente en materia de primeros auxilios y asistencia médica de urgencia que aboga la Ley de Prevención.

Finaliza el plazo para disponer de desfibrilador en Asturias

Recordatorio importante: el 6 de octubre finaliza el periodo de 12 meses que tenían los centros obligados del Decreto 54/2016 de Asturias a instalar un desfibrilador.

El artículo 3 definía los establecimientos obligados a disponer de un DEA:

a) Los centros comerciales, individuales y colectivos, que tengan una superficie edificada para la exposición y venta al público superior a 2.500 metros cuadrados.

b) Instalaciones de transporte: aeropuertos y puertos comerciales; estaciones de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes, y las estaciones de tren o autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 2.000 personas.

c) Los establecimientos, locales e instalaciones en que se desarrollen espectáculos públicos y actividades recreativas, con aforo autorizado superior a 750 personas.*

d) Las instalaciones deportivas en las que la afluencia media diaria de usuarios sea igual o superior a 500 personas.

Para ello, también se ha de tener el personal formado, siguiendo lo que establece el anexo V:

  • Formación inicial: 6 horas mínimo (el anterior decreto exigía 8 horas). Como novedad incluye la posibilidad que la parte teórica sea impartida on-line.
  • Formación continuada: 3 horas mínimo. Siendo cada 3 años (el anterior decreto exigía cada 2 años).

Accede al texto íntegro: Decreto 54/2016

* Decreto 91/2004, de 11 de noviembre, por el que se establece el catálogo de los espectáculos públicos, las actividades recreativas y los establecimientos, locales e instalaciones públicas en el Principado de Asturias.

ESPECTÁCULOS PUBLICOS

  • Espectáculo cinematográfico.
  • Espectáculo teatral.
  • Espectáculo musical (conciertos y festivales).
  • Espectáculo circense.
  • Espectáculo taurino.
  • Espectáculo al aire libre.
  • Espectáculo deportivo.

ACTIVIDADES RECREATIVAS

  • Fiestas, verbenas, romerías y similares.
  • Hostelería y esparcimiento en sus diferentes categorías.
  • Juegos de azar.
  • Juegos recreativos.
  • Rifas y tómbolas.
  • Conferencias y congresos.
  • Exposiciones artísticas, culturales y similares.
  • Atracciones de feria.

ESTABLECIMIENTOS, LOCALES E INSTALACIONES

De espectáculos públicos y culturales

  • Salas de conciertos.
  • Circos.
  • Plazas de toros.
  • Discotecas.
  • Salas de baile o fiesta.
  • Tablaos flamencos.
  • Cafés-teatro.
  • Locales destinados a menores de 16 años.
  • Salas de conferencias y exposiciones.
  • Museos.
  • Bibliotecas.
  • Palacios de congresos.
  • Auditorios.
  • Cines.
  • Teatros.

De hostelería y restauración

  • Bares.
  • Cafeterías.
  • Restaurantes.
  • Sidrerías.
  • Locales con música amplificada, excepto discotecas.

Deportivos

  • Recintos destinados a la práctica deportiva o recreativa de uso público, en cualquier modalidad.
  • Gimnasios.
  • Boleras.

De juegos recreativos o de azar

  • Casinos.
  • Salas de bingos.
  • Salones de juego.
  • Salones recreativos.

Recintos abiertos o semi-abiertos

  • Circuitos en vías públicas o espacios abiertos destinados a competiciones deportivas o prácticas.
  • Recintos feriales y espacios destinados a romerías, fiestas y similares.
  • Parques de atracciones.
  • Parques zoológicos.
  • Acuarios.
  • Parques botánicos.
  • Instalaciones fijas o desmontables destinadas a la celebración de manifestaciones artísticas al aire libre.

 

Hoteles de Madrid y el nuevo Decreto

El nuevo Decreto 78/2017 que regula la instalación de desfibriladores y su registro en la Comunidad de Madrid menciona en su artículo 3 los centros que están obligados a tener un desfibrilador y, por tanto, a cumplir con todo lo que se establece en dicho decreto.

En el apartado g) de este artículo 3 menciona a los hoteles:

Los establecimientos hoteleros con más de 100 plazas.

El Instituto Nacional de Estadística definir Plaza hotelera: Espacio que ocupa una persona en un establecimiento hotelero. El número de plazas equivale al número de camas fijas del establecimiento. Las camas de matrimonio se cuentan como dos plazas; las camas supletorias no se tienen en cuenta.

Por tanto, para saber si un hotel está obligado o no, debe contar el número de camas individuales y de matrimonio y sumarlas. Si supera las 100 plazas, está obligado a tener un desfibrilador.

Es fácil deducir que el hotel que ya tenga 101 habitaciones estará obligado, independientemente que sean individuales o no.

Ello obliga al hotel a tener un desfibrilador y otras cuestiones:

  • Conectados de manera permanente a la red de emergencias de la Comunidad de Madrid SUMMA 112
  • Señal de DEA
  • Instrucciones de uso visibles
  • Que este visible el número 112
  • Identificar el desfibrilador debidamente, precisando su localización en los planos o mapas informativos del lugar
  • Garantizar su mantenimiento y conservación, de acuerdo con las instrucciones del fabricante del equipo
  • Formación

 

Como afecta a los hoteles el borrador del nuevo decreto de desfibriladores en Valencia

El 24 de mayo se publicó el documento en respuesta a las alegaciones al borrador del decreto de desfibriladores de la Comunidad de Valencia.

Las alegaciones propuestas han sido rechazadas todas, siendo:

  • Ampliar el número de horas de formación
  • Disminuir el número de alumnos por docente
  • Incluir a los hoteles con aforo superior a 750 personas como espacios obligados
  • Reducir en general los aforos en los criterios de obligatoriedad

Por tanto, el borrador inicial queda como estaba, en el que en su artículo 3 establece la OBLIGACIÓN de tener desfibrildor en los siguientes centros:

  1. Instalaciones de transporte: aeropuertos y puertos comerciales, estaciones o apeaderos de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes, y las estaciones de metro con una afluencia media diaria igual o superior a 2.000 personas.
  2. Instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de personas usuarias diarias, teniendo en cuenta todos sus espacios deportivos disponibles, sea igual o superior a 500.
  3. Centros educativos con un aforo igual o superior a 1.500 personas.
    4. Establecimientos públicos con un aforo igual o superior a 1.000 personas. Se entiende establecimiento público el definido en el artículo 1, punto 1, apartado c, de la Ley 14/2010, de 3 de diciembre de la Generalitat, de espectáculos, públicos, actividades recreativas y establecimientos públicos.

Destacar que en respuesta a la alegación de incluir los hoteles con aforo superior a 750 personas, el texto literal dice “No se acepta por considerar que no está justificada la obligatoriedad para este tipo de establecimientos con aforo inferior a 1.000 personas, pudiendo hacerlo, en todo caso, de manera voluntaria”. El texto está firmado por el Director General de Asistencia Sanitaria, Rafael Sotoca Covaleda.

Por tanto, los hoteles están dentro del punto 4, del artículo 3 y quedarían obligados aquellos con aforo superior a 1.000 personas.

 

 

Borrador del nuevo Decreto de desfibriladores para la Comunidad de Madrid

Bandera-Comunidad-de-Madrid.png

El pasado 10 de mayo se publicó el texto del Proyecto de Decreto del Consejo de Gobierno por el que se regula la instalación y utilización de desfibriladores externos fuera del ámbito sanitario, y se crea su Registro en la Comunidad de Madrid.

Estamos en la fase final para su publicación. A continuación destacamos los siguientes puntos:

Artículo 3: Establecimientos obligados a tener un desfibrilador:

  1. a) Los grandes establecimientos comerciales.
  2. b) Los aeropuertos
  3. c) Las siguientes instalaciones de transporte: estaciones de autobuses y ferrocarril en poblaciones de más de 50.000 habitantes, las estaciones de metro y autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 5.000 personas.
  4. d) Los establecimientos públicos, con un aforo igual o superior a 2.000 personas.
  5. e) Los establecimientos dependientes de las Administraciones Públicas en poblaciones de más de 50.000 habitantes y con una afluencia media diaria igual o superior a 1.000 usuarios.
  6. f) Las instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de usuarios diarios sea igual o superior a 500 personas.
  7. g) Los establecimientos hoteleros con más de 100 plazas.
  8. h) Los centros educativos
    i) Los centros de trabajo con más de 100 trabajadores
    j) Los Polígonos industriales
  9. k) Los Servicios de emergencias no sanitarias que puedan ser primeros intervinientes tales como bomberos, policía local y protección civil en poblaciones de menos de 20.000 habitantes.

Artículo 4, además de señalizarse con la señal internacional, “deberá identificarse debidamente precisando su localización en los planos o mapas informativos del lugar”.En artículo 6 detalla que en caso de uso, en el plazo de 72 horas debe comunicarse y enviar informe a la Dirección General con competencias en materia de Inspección Sanitaria de la Comunidad de Madrid.

En el punto 3 del articulo 6 especifica que solo las personas formadas podrán hacer uso del desfibrilador.

En la disposición transitoria primera da un plazo de 12 meses desde la entrada en vigor del Decreto para que aquellos centros obligados del artículo 3, instalen el desfibrilador.

En la disposicón transitoria segunda da un plazo de 3 meses desde entrada en vigor del Decreto para que aquellos que ya disponen de un desfibrilador, para adaptarse a las disposiciones contenidas en el Decreto.

El 6 de junio finaliza el periodo de alegaciones del borrador.

 

Nuevo decreto de desfibriladores en Galicia

11425603736_c42cefafc8_b.jpg

El Decreto 38/2017, de 23 de marzo, por el que se regula la instalación y el uso de desfibriladores externos fuera del ámbito sanitario, y se crea su registro, derroga el anterior Decreto 99/2005.

Destacamos los principales artículos.

En el artículo 3 se recomienda la instalación en una lista de centros y actividades. Destacar que recomienda, no obliga, por tanto queda a criterio de cada titular el instalar o no desfibriladores. Los centros mencionados son:

  1. Grandes establecimientos y centros comerciales, individuales y colectivos.
  2. Aeropuertos.
  3. Puertos comerciales.
  4. Estaciones y apeaderos de autobús o ferrocarril, o estaciones de intercambio.
  5. Instalaciones, establecimientos públicos o espacios abiertos en los que se realicen actividades recreativas y espectáculos públicos.
  6. Instalaciones deportivas o espacios deportivos no convencionales de uso público o privado.
  7. Centros educativos.
  8. Lugares donde exista un riesgo elevado de que se produzca una parada cardíaca, centros de rehabilitación cardíaca, vehículos de transporte sanitario no urgente, establecimientos sanitarios y clínicas.
  9. Dependencias administrativas de la Administración general de la Comunidad Autónoma o del sector público autonómico de Galicia, en las que se concentre o transite un gran número de personas.
  10. Otros espacios que se consideren de interés en relación a la actividad que realicen, o en los que se concentre o transite un gran número de personas.

Apuntar que en ningún caso se da un aforo mínimo de orientación, si no que se recomienda a todos los centros que se mencionan, independientemente del tamaño que tengan.

En el artículo 4 detalla que su señalización debe incorporarse en los planos o mapas informativos y que las instrucciones deben ser visibles.

En el artículo 5 menciona que debe notificarse la instalación del desfibrilador con una declaración responsable y que dicha notificación puede hacerse telemáticamente.

En el artículo 6 se detalla la documentación a aportar:

  • Copia del documento nacional de identidad o documento identificativo equivalente, sólo en el caso de no denegar su consulta.
  • Memoria descriptiva de la ubicación del desfibrilador y vías de acceso.
  • Documento en el que se identifique al personal responsable del desfibrilador.
  • Documento en el que se indiquen los datos de geolocalización del dispositivo, en su caso.

Cabe destacar el artículo 9 que especifica quien puede usar el desfibrilador. Como la mayoría de comunidades, solo las personas formadas pueden usarlo, pero al igual que Cataluña, incluye la opción de que en el caso excepcional en la que no sea posible disponer en ese momento de una persona con la formación o titulación necesarias para el uso del desfibrilador, la Central de Coordinación de Urgencias Sanitarias de Galicia-061 podrá autorizar a cualquier otra persona para el manejo del desfibrilador.

Anexo II, dotación mínima de material

  1. Desfibrilador, con un mínimo de dos juegos de parches, siendo aconsejable que se incluya un juego de parches habilitados para desfibrilación pediátrica, y sistema de registro informatizado de los sucesos.
  2. Maleta de reanimación con cánulas orofaríngeas de diferentes tamaños.
  3. Resucitador con bolsa autohinchable.
  4. Rasuradora y gasas para garantizar el uso correcto del desfibrilador externo.
  5. Tijeras.

En cuanto a la formación, el reciclaje será cada 2 años.

 

Decreto 54/2016 de 28 de septiembre que regula la instalación y la utilización de desfibriladores en Asturias

bandera-asturias

Decreto publicado el 6 de octubre de 2016 

Asturias actualiza su normativa en el uso de desfibriladores fuera del ámbito sanitario con el Decreto 54/2016 que derroga totalmente el anterior, Decreto 24/2006.

Como puntos importantes destacar el artículo 3, dónde se definen los establecimientos obligados a disponer de un DEA:

a) Los centros comerciales, individuales y colectivos, que tengan una superficie edificada para la exposición y venta al público superior a 2.500 metros cuadrados.

b) Instalaciones de transporte: aeropuertos y puertos comerciales; estaciones de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes, y las estaciones de tren o autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 2.000 personas.

c) Los establecimientos, locales e instalaciones en que se desarrollen espectáculos públicos y actividades recreativas, con aforo autorizado superior a 750 personas.

d) Las instalaciones deportivas en las que la afluencia media diaria de usuarios sea igual o superior a 500 personas.

El artículo 4 establece las obligaciones en cuanto a su instalación

  • Comunicar a la consejería el DEA
  • Material mínimo (Anexo II): 2 juegos de parches.
  • Señal de DEA y sus normas de uso
  • Formación
  • Responsabilizarse de los datos
  • Revisión y mantenimiento

En el artículo 5 detalla que debe usarse por personal formado, aunque incluye la coletilla “sin perjuicio del uso no negligente en situaciones extremoas por parte de ciudadanos en general”.

El anexo V determina el programa de formación y su duración:

  • Formación inicial: 6 horas mínimo (el anterior decreto exigía 8 horas). Como novedad incluye la posibilidad que la parte teórica sea impartida on-line.
  • Formación continuada: 3 horas mínimo. Siendo cada 3 años (el anterior decreto exigía cada 2 años).

Entrada en vigor: a los 20 días de su publicación en el BOPA (6 de octubre)= 31 de octubre de 2016

Artículo 3, centros obligados: a los 12 meses de su publicación= 6 octubre de 2017

Accede al texto íntegro: Decreto 54/2016