Tener un sistema integral de cardioprotección sirve para combatir daños derivados del coronavirus COVID-19

Un artículo de La Vanguardia alerta sobre que una de cada cinco personas hospitalizadas por la Covid-19 sufren daños en el corazón, según un estudio de 416 pacientes tratados en Wuhan. No todas ellas tenían enfermedades cardíacas previas. Algunas sufrirán secuelas a largo plazo.

Los daños sobre el corazón, confirmados en las últimas semanas en hospitales de todo el mundo y analizados en más de doscientos artículos científicos publicados en revistas médicas y en el servidor medRxiv , ilustran la rapidez con que está avanzando la comprensión de la Covid-19.

Si en las primeras semanas de la epidemia se descubrió que tener una enfermedad cardiovascular agrava el riesgo de sufrir complicaciones graves, ahora se sabe que las complicaciones de la Covid-19 también son causa –no sólo consecuencia– de daños cardíacos.

 “La infección [por el coronavirus SARS-CoV-2] se ha asociado a múltiples complicaciones cardiovasculares directas e indirectas, incluidas el daño agudo de miocardio, la miocarditis, arritmias y tromboembolismo venoso”, advierten cardiólogos de once instituciones científicas de EE.UU. e Italia.

Tal como destaca el artículo, “Los mecanismos por los que la enfermedad daña el corazón aún no se conocen con precisión”. Por tanto, el disponer de un desfibrilador y personal formado en su uso, nos permite afrontar cualquier daño en el corazón provocado por el COVID-19, teniendo en cuenta que algunos de los pacientes no tenían ninguna enfermedad cardíaca previa.

Ahora que el confinamiento empieza a ser más laxo y se dará una vuelta al trabajo de manera gradual, aquellos centros de trabajo con un desfibrilador están mejor preparados para hacer frente a la acción del COVID-19.

Fuente: La Vanguardia

Una APP fue crucial para salvar la vida de un hombre con parada cardiorespiratoria

Los hechos ocurrieron en Nueva Zelanda. Un hombre tuvo una parada cardiorespiratoria en una concurrida calle de Wellington.

Al usar una aplicación de localización de desfibriladores desarrollada en Nueva Zelanda y RCP, un grupo de estudiantes de medicina, trabajadores de una tienda y servicios de emergencia trabajaron juntos y ayudaron a salvar la vida del hombre de 67 años después de que fuera descubierto por una trabajadora de una tienda.

La trabajadora de Body Shop, Alea Wharekura, usó la aplicación de búsqueda de DEA en su teléfono para ubicar un desfibrilador portátil en el antiguo edificio de James Smiths. LA RCP y el desfibrilador salvaron al hombre.

Wharekura tenía la aplicación porque acababa de hacer un curso de primeros auxilios.

LA aplicación AED Locations se vinculan a Google Maps para que los usuarios puedan buscar el desfibrilador más cercano.

Paris Evans dijo que él y otros miembros del personal habían notado que el hombre que estaba apoyado en la entrada de la tienda se estaba poniendo morado y no respondía cuando se dirigieron a él.

Lo pusieron en el suelo cuando uno chico de un grupo de estudiantes de medicina comenzó a hacer la RCP: el desfibrilador llegó y Evans dejó que el dispositivo le diera instrucciones mientras la RCP continuaba.

Mientras tanto, los servicios de emergencia llegaron pronto y se hicieron cargo de la RCP.

Antes de ser llevado al hospital, el hombre recuperó la conciencia y respiraba nuevamente.

 

Fuente: stuff.co

El desfibrilador ubicado en Blackburn ayuda a salvar a una mujer

_101060572_1f5fb9a7-8b9d-4513-a3eb-2daace934025

El DEA que se encuentra fuera de los estudios de la BBC Radio Lancashire en Blackburn se instaló el 18 de abril.

Una mujer entró en parada cardiorespiratoria en el pub Vic el 24 de abril. Los servicios de emergencia le dijeron al asistente del gerente Callum Walton que enviara a alguien para que fuera a buscar el desfibrilador ubicado fuera de la BBC Radio Lancarshire.

Fue utilizado con éxito dos o tres minutos más tarde.

La mujer ahora se está recuperando en el hospital.

Este caso demuestra la eficacia de todo el proceso: instalación de DEA, formación en RCP y el registro del DEA, que permite a los servicios de emergencia localizar el más cercano.

La impresión 3D, al servicio de los desfibriladores

La Universidad Rice en Houston (Estados Unidos) ha diseñado Zfib, una almohadilla impresa en 3D con un total de 180 microagujas en su extremo inferior que permite mejorar la administración de la corriente hasta el corazón.

En el momento de la descarga de un desfibrilador, una gran cantidad de energia eléctrica a través de la piel para que esta se transmita al corazón. De hecho, este procedimiento puede llegar a generar quemaduras a la persona que está siendo tratada, lo que da buena muestra de la intensidad del dispositivo.

Conscientes de esta problemática, un equipo de estudiantes de la Universidad Rice en Houston(Estados Unidos) ha desarrollado un dispositivo que permite mejorar la administración de esta corriente hasta el corazón. Gracias al nuevo mecanismo, bautizado con el nombre de Zfib, se podrían aumentar las posibilidades de rescatar a los pacientes y, de forma simultánea, causar poco o ningún daño en la piel.

Atendiendo a detalles concretos, este sistema es una almohadilla impresa en 3D con un total de 180 microagujas en su extremo inferior. Así, el mecanismo se interconecta con los electrodos de desfibrilación ya existentes, transmitiendo su corriente a través de las agujas.

Toda vez situado Zfib sobre la piel, se aplica presión en el dispositivo para empujar las microagujas hacia la dermis. Un sensor integrado mide la presión que se efectúa y una luz de indicación verdegarantiza que el proceso se lleva a cabo de forma óptima.

En los estudios iniciales, el grupo del centro académico americano ha demostado que su dispositivo reduce el efecto de la impedancia de la piel en un 72%. Las pruebas, desarrolladas hasta el momento con un cadáver de oveja, han demostrado la efectividad de este prototipo.

La policía de La Solana salva a un hombre utilizando un desfibrilador

De nuevo una noticia que reafirma la importancia de la RCP, el uso del desfibrilador y la rápida actuación.

Dos agentes de la policía local de La Solana, en Ciudad Real salvan la vida de un hombre de 65 años cuando sufría un paro cardíaco. Los agentes realizaban su ronda de vigilancia cuando recibieron el aviso. Un vecino llamó a Emergencias cuando vio cómo un todoterreno con remolque hacía una maniobra peligrosa.

Cuando el coche patrulla se acercó, descubrieron a un hombre de inconsciente en el interior de vehículo. Los agentes emplearon, por primera vez, el desfibrilador que llevan en el interior del coche. Actualmente, el hombre está estable y se recupera del paro cardíaco.

Fuente: cmmedia.es

Un jugador de fútbol de 20 años reanimado por la RCP y uso de desfibrilador

Patrick Featonby, de 20 años, estaba jugando a futbol para el equipo Kerang en Balranald, cuando tuvo una parada cardiorespiratoria.

“Según el propio Patrick, habló con un cardiólogo al día siguiente que le dijo que había un 3 por ciento de posibilidades de sobrevivir sin el desfibrilador”

Featonby fue llevado al hospital en Balranald, luego a Mildura, donde lo trasladaron a Melbourne.

“La pelota no estaba cerca de él y, básicamente, se desplomó en el suelo”, según relatan.

Cuando colocaron los electrodos, el desfibrilador no detectó latido cardíaco, pero debido al buen hacer y entrenamiento del equipo técnico, en el segundo ciclo el desfibrilador hizo una descarga que reanimó al jugador.

Fuente: weeklytimesnow.com

 

Los espectadores usan un desfibrilador para ayudar a salvar a un niño en paro cardíaco

Los espectadores ayudaron a revivir a un adolescente de 15 años que tuvo una parada cardiorespiratoria mientras jugaba a fútbol sala en la Escuela Secundaria Sir Robert Borden en Greenbank Road el sábado pasado.

Se utilizó un desfibrilador externo automático ubicado en la escuela.

El chico estaba jugando en un torneo de futbol sala cuando tuvo la parada cardiorespiratoria.

Un cardiólogo que estaba allí comenzó la RCP mientras que otros fueron a buscar el desfibrilador de la escuela. Luego le dieron al adolescente una descarga antes de que llegaran los servicios de emergencias. Una vez llegaron, continuaron la resucitación y le dieron al niño más descargas antes de que su pulso regresara.

El paciente recuperó la conciencia de camino a un hospital local.

Actualmente se encuentra en el Hospital de Niños de Eastern Ontario en condición grave pero estable.

“Sin las acciones de los transeúntes, el resultado podría haber sido bastante diferente”, escribieron los paramédicos. “Este evento nos recuerda nuevamente la importancia de la RCP de espectadores y la aplicación temprana de un desfibrilador”.

Los paramédicos dijeron que el niño es la quinta persona en Ottawa que revivió con la ayuda de un desfibrilador de acceso público en lo que va del año.

Fuente: cbc.ca

La importancia de tener bien asequible el desfibrilador y que todo el personal sepa dónde está

El fallo en encontrar rápidamente un desfibrilador para el hombre que murió en el avión WestJet plantea dudas sobre la preparación de la tripulación.

La tripulación de vuelo tardó 10 minutos en encontrar el DEA después de que un anciano tuviera una parada cardiorespiratoria.

El vuelo salió de Honolulu a última hora de la noche del 7 de marzo y tenía previsto aterrizar en Calgary la mañana del 8 de marzo. A mitad del vuelo, se escuchó a los sobrecargos preguntar si había un médico o una enfermera a bordo.

Una mujer en el avión se identificó como enfermera, que fue conducida a un pasajero sentado que parecía tener más de 80 años.

Tras mover al hombre, la enfermera pidió a la tripulación de vuelo que obtuviera un DEA (desfibrilador externo automático) y se vio a la tripulación buscando compartimentos superiores. Fue alrededor de 10 minutos antes de que se localizara el DEA.

Recordemos que si se administra en los primeros minutos, la desfibrilación y la RCP pueden duplicar la tasa de supervivencia del paro cardíaco, pero con cada minuto que pasa, la probabilidad de supervivencia disminuye del 7 al 10%.

Se desconoce  si el DEA hubiera ayudado en este caso.

CBC News informa que la RCP se realizó durante más de 30 minutos antes de que se determinara que el pasajero había muerto.

 

 

 

Fuente: CBC News

El desfibrilador salva la vida 30 minutos después de ser instalado

Un jugador de rugby fue salvado mediante el uso del dispositivo que había sido entregado al club media hora antes.

La vida de un jugador de rugby fue salvada por la RCP y el uso de un desfibrilador que había sido donado al club solo 30 minutos antes.

El jugador de 57 años se estaba calentando en el estadio Gond en Dax, Landes, antes de un torneo anual de veteranos, cuando tuvo una parada cardiorespiratoria.

Sus compañeros de equipo actuaron con rapidez y usaron el desfibrilador que había sido donado al club media hora antes por la asociación Au cœur des jumeaux, que ha recaudado fondos para proporcionar 127 dispositivos de este tipo a los deportes clubes en Landes, Gironde y Pyrénées-Atlantiques desde su fundación en 2011.

Fantástica noticia por su resolución y la rapidez de eficacia al instalar el DEA hacía apenas 30 minutos.

Fuente: the connexion france

Planteamiento de modificar la ley italiana para generalizar el uso del desfibrilador

Al igual que la anterior noticia publicada, también se hace un planteamiento de modificar la ley en Italia para permitir que cualquier persona haga uso del DEA.

Una ley italiana que exige que los ciudadanos posean un certificado para usar un desfibrilador debe cambiar para mejorar la supervivencia de un paro cardíaco, investigadores argumentaron hoy en Acute Cardiovascular Care 2018, un congreso de la Sociedad Europea de Cardiología.

“El uso del desfibrilador externo automático (AED) antes de la llegada de los servicios médicos de emergencia (EMS) juega un papel clave para mejorar la supervivencia de las víctimas de un paro cardíaco extrahospitalario”, dijo el autor principal, Dr. Enrico Baldi, médico residente de cardiología de IRCCS. Policlinico San Matteo, Pavia, Italia.

El estudio se basa en la evaluación de cuántas veces se usan los DEA cuando un transeúnte en la provincia de Pavía presenta un paro cardiaco extrahospitalario.

El estudio utilizó el Registro de detención cardíaca de Pavia (Pavia CARe), que se estableció en octubre de 2014 y en el que se inscriben todos los pacientes de paro cardiaco extrahospitalario de la provincia. Se incluyeron todos los pacientes inscritos en el Registro hasta marzo de 2017, con la excepción de aquellos cuyo paro cardíaco fue presenciado por EMS.

Los investigadores calcularon la tasa de uso de DEA antes de la llegada del SME a los pacientes cuyo paro cardíaco fue presenciado por un lego y cuyo primer ritmo cardíaco fue susceptible de choque.  Un DEA fue utilizado por un lego en solo 9 de 140 pacientes (6.4%).

“Esta es una tasa extremadamente baja de uso de DEA”, dijo el Dr. Baldi. “En países donde la ley del ‘buen samaritano’ está en su lugar y todos los ciudadanos pueden usar un DEA, la tasa de uso de DEA antes de la llegada del SEM es de alrededor del 15-20%”.

La tasa de supervivencia a los 30 días fue significativamente mayor en los pacientes con desfibrilación proporcionados por los transeúntes (60%) en comparación con aquellos con desfibrilación por SEM (24%) (p = 0,02). El tiempo transcurrido desde el paro cardíaco hasta el primer choque fue significativamente más corto en el grupo que recibió desfibrilación por los transeúntes (5 minutos) en comparación con los que recibieron desfibrilación por medio del SEM (12 minutos) (p <0,01).

“Estos resultados confirman el impacto positivo sobre la supervivencia del uso de DEA antes de la llegada del SEM”, dijo el Dr. Baldi. “Es crucial actuar rápidamente en el paro cardíaco y los transeúntes pueden ser decisivos para determinar si un paciente vive o muere”.

“La ley italiana que exige que las personas estén certificadas en el uso de DEA es una gran limitación para su uso por parte de los miembros del público”, agregó. “No faltan desfibriladores: hay 503 desfibriladores en lugares públicos en la provincia de Pavia, lo que equivale a uno por cada 1.093 residentes”.

El Dr. Baldi dijo: “La ley italiana debe revisarse urgentemente para permitir que todos los ciudadanos usen un DEA, independientemente de si han sido entrenados. También necesitamos crear sistemas para alertar a los ciudadanos cercanos y a los bomberos y a la policía de que alguien ha sufrido un paro cardíaco. Cada momento es crítico en estos casos. Solo tres o cuatro minutos pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte “.

Fuente: Escardio.org