Noticias

Las 12 fortalezas del Servicio Integral de Cardioprotección de Cordis Integralis

Estas 12 fortalezas se aplican SIEMPRE durante la vigencia del contrato del servicio integral de cardioprotección con Cordis Integralis.

  1. Todo incluido – Formación inicial y de reciclaje anualmente
  2. Todo incluido – Mantenimientos periódicos
  3. Todo incluido – Recambios de electrodos y baterías
  4. Todo incluido – Soporte, señalización e instrucciones
  5. Todo incluido – Registro del DEA en la CCAA correspondiente
  6. Todo incluido – Registro del personal formado y certificados
  7. Todo incluido – Equipo nuevo por robo y rotura.
  8. Todo incluido – Cambio de equipo por obsolescencia
  9. Todo incluido – Gestión de la bonificación de la formación a través de la Tripartita siendo el 100% para el cliente
  10. Todo incluido – Asesoramiento jurídico
  11. Todo incluido – Ninguna responsabilidad en el mantenimiento y uso del DEA por parte del cliente
  12. Todo incluido – No obligación de permanencia

Paro cardiorrespiratorio por electrocución tratado con éxito extrahospitalariamente

Introducción: son pocos los datos documentados sobre los resultados de la reanimación cardiopulmonar en el paro cardiorrespiratorio extrahospitalario por causa de electrocución. El paro cardiorrespiratorio se produce cuando una descarga eléctrica interrumpe de forma abrupta la actividad eléctrica normal del corazón, lo que genera una electrocución y una alteración en los movimientos cardiacos y, por consiguiente, bombeo anormal de sangre y oxígeno a los tejidos. Ello constituye una emergencia clínica que puede ocasionar nefastas consecuencias de no tomarse medidas enérgicas e inmediatas.

Presentación del caso: hombre con paro cardiorrespiratorio producido por electrocución y manejado en un ámbito extrahospitalario, quien respondió con éxito a las maniobras aplicadas.

El caso corresponde a un hombre de 56 años de edad, sin antecedentes patológicos, de pro-fesión jardinero, quien en el momento del incidente realizaba sus labores en una unidad residencial, mientras intentaba quitar las hojas secas de una palmera utilizando una barra metálica (tajamata). Dicho elemento metálico, que el hombre sostenía con sus manos, hizo contacto con un transformador de energía de corriente alterna de 13 200 voltios de entrada y salida regulada de 120 000 a 220 000 voltios, lo cual ocasionó una descarga eléctrica que lo lanzó a una distancia de 2 metros. El hombre cayó al piso desde una altura de aproxi-madamente 1.50 metros, lo que le produjo pérdida de la conciencia y ausencia de signos vitales

Personal técnico y de salud iniciaron precozmente la reanimación cardiopulmonar y luego fue reforzada por personal médico, que aplicó desfibrilación en dos ocasiones con desfibrilador externo automático (DEA). Con ello se logró recuperar los signos vitales del paciente y trasladarlo a un centro asistencial para continuar su manejo intrahospitalario.

Conclusión: la realización de una reanimación precoz y la desfibrilación de pacientes electrocutados, así como las medidas encaminadas a la protección del cerebro, son la norma prioritaria en la asistencia prehospitalaria de estos pacientes, quienes son potencialmente recuperables. Por tal razón, es importante que la comunidad, en general, esté preparada y que el personal de salud se reentrene en soporte vital básico, que incluye el manejo del DEA para dar oportunidad de sobrevivir a personas que sufran un paro cardiorrespiratorio extrahospitalario.

Estudio: Incidencia, gestión de la respuesta de emergencia de los espectadores y resultados del paro cardíaco extrahospitalario en instalaciones deportivas y de ejercicio en Australia

Objetivo: A pesar del creciente énfasis en los desfibriladores externos automáticos (DEA) en las instalaciones deportivas de Australia, se desconoce el riesgo de eventos cardíacos en dichos lugares. El objetivo del presente estudio fue investigar la incidencia de paro cardíaco extrahospitalario (OHCA) en instalaciones deportivas y de ejercicio (ESF) en Australia y el impacto del uso efectivo de RCP y DEA iniciados por espectadores en el retorno de la circulación espontánea ( ROSC) al ingreso hospitalario.

Métodos: Los datos se obtuvieron del Servicio de Ambulancias de Queensland para el período de 8 años entre enero de 2007 y enero de 2015. Los datos se analizaron mediante estadística descriptiva, pruebas correlacionales no paramétricas y regresión logística. La tasa de incidencia de OHCA (RI) para las categorías de la ESF se estandarizó para 100 000 participantes-año.

Resultados: Durante el período de 8 años, hubo 250 eventos de OHCA con una mediana de edad de 62 años (rango intercuartílico 49-69) que comprenden principalmente hombres (86,6%, n = 187). El riesgo de OHCA para 100 000 participantes por año fue más alto en las instalaciones deportivas al aire libre (IR 5.1) seguido de los deportes de interior o las instalaciones de fitness (IR 0.8). A la llegada de los paramédicos, la RCP iniciada por un transeúnte y el DEA estaban presentes en el 12,4% (n = 31) de los casos, logrando un 33,3% (n = 9) RCE al ingreso hospitalario. Las probabilidades de ROSC para una RCP eficaz fueron 2,3 veces las probabilidades de ROSC para no realizar RCP (P = 0,01).

Conclusión: Estos hallazgos tienen implicaciones para el desarrollo de políticas por parte de las agencias gubernamentales y las principales organizaciones deportivas y de ejercicio para mejorar la RCP y el DEA de los espectadores. Esto puede ayudar a garantizar que la ESF pueda responder adecuadamente a las emergencias cardíacas para salvar vidas.

Dirección General de Humanización, Prestaciones y Farmacia de la La Rioja asume el registro de DEA

A menuda se publica alguna normativa referente a los desfibriladores, no siendo una normativa exclusiva de ellos pero sí que en algún artículo afecte a algo relacionados con los DEA. Cordis Integralis os informa de cualquier decreto, orden, ley… que afecta a cualquier aspecto de los desfibriladores.

En este caso es un decreto de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Decreto 45/2020, de 3 de septiembre, por el que se establece la estructura orgánica de la Consejería de Salud y Portavocía del Gobierno y sus funciones en desarrollo de la Ley 3/2003, de 3 de marzo, de Organización del Sector Público de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

En su artículo 5, apartado 2.4 sobre Dirección General de Humanización, Prestaciones y Farmacia dice:

“Bajo la dirección del Titular de la Consejería y de acuerdo con las directrices emanadas del Gobierno, corresponden a la Dirección General de Humanización, Prestaciones y Farmacia las funciones comunes a las Direcciones Generales. Asimismo, le corresponden específicamente”:

En el apartado: “l) Tramitación y gestión del registro de personas acreditadas para el uso de desfibriladores externos, registro de entidades autorizadas y registro de empresas formadoras para el uso de desfibriladores externos.”

Diferencias entre paro cardíaco y un infarto

El paro cardíaco e infarto son fallos en el funcionamiento correcto del corazón, sin embargo, son dos cosas distintas que en ningún caso deberán confundirse.

Diferencias entre paro cardíaco y un infarto

  • Estas dos dolencias tienen un protagonista indiscutible, el corazón. Mientras que un paro cardíaco supone un freno total de los movimientos del corazón, de forma repentina deja de latir. Por lo tanto, el flujo de sangre no llega a todo el cuerpo y la persona puede morir en cuestión de minutos. En cambio, un infarto es una obstrucción del flujo sanguíneo, el corazón sigue latiendo, pero no llega al resto del cuerpo de la misma forma
  • Isquemia es el termino médico que se utiliza para referirse a una obstrucción de un flujo sanguíneo. En el caso del infarto esta obstrucción puede ser fatal si se interrumpe la recepción de oxigeno por parte de los órganos principales. Puede acabar teniendo consecuencias irreparables en el cuerpo de la persona que padece un infarto.
  •  En un paro cardíaco el corazón se detiene por completo. Ese movimiento perfecto que realiza nuestro corazón se para en seco. El llamado nodo sinoauricular deja de funcionar parando por completo el corazón. En esta parte es donde se produce la energía necesaria, ese impulso eléctrico que hace que el corazón funcione.
  • Durante un paro cardíaco es necesario realizar la reanimación cardiopulmonar la llamada ´RCP´ para permitirle al corazón seguir funcionando. Bombear de forma manual la sangre por todo el cuerpo a la espera de que esa señal eléctrica se vuelva a activar. El desfibrilador es otro de los elementos que marcará la diferencia.
  • Se usa un desfibrilador para este tipo de emergencias, ese impulso eléctrico intenta que la energía del corazón de restablezca. Es como un corte de electricidad que debe volver a la normalidad. Después del paro cardíaco se deben analizar las causas que lo han provocado intentando averiguar cualquier problema mayor.

Siempre que veamos a una persona que sufre un desmayo, se debe comprobar el latido del corazón y llamar a emergencias. Si el técnico determina que es necesario hacerle la reanimación pulmonar, este pequeño gesto puede salvarle la vida.

Una de cada cinco personas en el mundo está en riesgo de padecer insuficiencia cardiaca y el COVID-19 empeora las expectativas

Una de cada cinco personas en el mundo está en riesgo de padecer insuficiencia cardiaca, una enfermedad que no tiene cura pero que de ser diagnosticada y tratada oportunamente evita muertes prematuras y da calidad de vida a los pacientes.

Explicó que la insuficiencia cardiaca es una falla severa en el corazón, la cual impide que este órgano bombee la sangre al cuerpo de manera eficiente.

Entre los síntomas que produce esta enfermedad están la dificultad para respirar, la fatiga e hinchazón de extremidades.

En el mundo afecta a 26 millones de personas, pero se estima que otros 37,7 millones también la padecen pero no están diagnosticadas y es la principal causa mundial de ingresos hospitalarios evitables.

El problema, dijo Eiselé, es que en medio de la pandemia por coronavirus los enfermos con insuficiencia cardiaca pueden tener peores expectativas si enferman de la COVID-19, lo que se complica debido a que muchas personas tienen miedo de acudir a los hospitales si presentan síntomas.

Sin embargo, la principal preocupación ahora es que, de acuerdo con los científicos, se ha mostrado que el daño más grave del nuevo coronavirus puede ser en el corazón.

Fuente: La Vanguardia

Cordis Integralis junto a Ilunion Hotels para garantizar las máximas medidas de seguridad

Es un honor para Cordis Integralis que en una entrevista en El Mundo a la Directora de ILUNION Sancti Petri Belen Maraver Gutierrez, se destaque en la foto el desfibrilador de nuestro Servicio Integral de Cardioprotección como muestra de la reapertura de los hoteles se realiza con toda la formación en seguridad y las medidas sanitarias implementadas en cada rincón del hotel.

Recordemos que ILUNION Hotels es la primera compañía hotelera certificada por AENOR frente al COVID-19, lo que acredita la adecuada implantación y despliegue de medidas de seguridad e higiene frente al COVID-19, tanto en sus instalaciones como en la prestación de sus servicios.

Los problemas cardiacos aumentan en verano

Es un hecho que los cambios bruscos de temperatura aumentan las posibilidades de sufrir un ataque al corazón, algo que sucede con frecuencia en verano dependiendo de dónde nos encontremos. Tomar el sol durante el día y luego pasar frío a media noche provoca en nuestro cuerpo una serie de reacciones que pueden propiciar un episodio cardiaco. Por lo tanto, hay que intentar en la medida de lo posible que nuestra temperatura se mantenga constante e hidratarse con frecuencia para prevenir los golpes de calor.

Con la llegada de las altas temperaturas nos agotamos con mayor facilidad, sudamos más y podemos deshidratarnos fácilmente. Esto último es muy habitual, ya que a través del sudor nuestro cuerpo expulsa líquidos. Además, el calor excesivo puede hacer que tengamos dolores de cabeza, calambres en el cuerpo o dolor en las articulaciones. En lugares con altas presiones la sangre se espesa y aumentan las posibilidades de una embolia.

En ambientes con más de 30 grados las probabilidades de sufrir un infarto de miocardio se incrementan considerablemente, así como cuando se producen cambios bruscos de temperatura. Como podemos ver, en verano aumentan los riesgos de sufrir una parada, sobre todo en aquellas personas que tienen el corazón en un estado delicado.

Prevención:

Una de las claves para evitar que el calor nos afecte es hidratarse bien, incluso aunque no se tenga sed. Debemos hacerlo varias veces al día. En caso contrario podemos sufrir una sensación de cansancio, leves mareos, cifras bajas de presión arterial o taquicardia, seguido de contracturas musculares o calambres, que son los síntomas de la deshidratación. Cuando esta llega al extremo pueden llegar a aparecer convulsiones o pérdida total del conocimiento. Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, la primera recomendación de los especialistas es hidratarse. Y si nos encontramos con adultos mayores o niños, para los que suele pasar más desapercibida la sensación de sed, es buena idea recordarles que deben beber agua con frecuencia.

Otras recomendaciones que nos mantendrán a salvo de los riesgos de las altas temperaturas son evitar la exposición solar durante las horas centrales del día (entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde), usar ropa adecuada al clima y al nivel de actividad que se vaya a realizar, llevar gorro -la mayor parte del calor corporal se pierde por la cabeza- y evitar el consumo de alcohol, ya que altera la regulación de la temperatura corporal.

Si además llevamos una dieta sana y equilibrada en la que controlemos la sal, las grasas y los azúcares, estaremos protegiéndonos correctamente de los riesgos asociados a las altas temperaturas. También es importante que, en caso de que tomemos diuréticos, pidamos a nuestro médico que nos ajuste la toma para que no se elimine en exceso el agua corporal en momentos de calor y humedad.

En cuanto al ejercicio, el corazón de las personas con insuficiencia cardiaca tiene menor capacidad de reserva para eliminar el calor del cuerpo y puede sobrecargarse con más facilidad, por lo que evitarán riesgos innecesarios si dejan de hacer deporte en condiciones de mucho calor y humedad. Lo que se recomienda es que hagan el ejercicio que su médico haya pautado a primera hora o a última de la noche, cuando hayan bajado las temperaturas.

Dos Mossos salvan la vida de un hombre con parada cardiorespiratoria usando el desfibrilador de su coche patrulla

Una patrulla de los Mossos d’Esquadra ha salvado la vida de un hombre de 70 años que sufrió este miércoles una parada cardiorespiratoria mientras caminaba por el centro de Barcelona. El hombre empezó a encontrarse mal y pidió ayuda a los agentes que llamaron a una ambulancia del Servei d’Emergències Mèdiques (SEM).

Sin embargo, como su estado empeoraba y perdía el conocimiento, los agentes han realizado maniobras de reanimación con el desfibrilador que llevaban en el coche patrulla y así han conseguido que recuperase la respiración antes de la llegada de la ambulancia. El hombre fue trasladado a un hospital para realizarle una evaluación médica.

Fuente: El mundo

Reaniman con desfibrilador del centro de acogida municipal a un hombre que sufrió un atragantamiento espontáneo

El desfibrilador del centro de acogida municipal –el albergue– ha sido utilizado para la reanimación con éxito de un hombre de 61 años que sufrió un atragantamiento espontáneo con asfixia y se desplomó en el suelo.

Los hechos tuvieron lugar este pasado jueves a las 21.30, durante el servicio de cena.

El servicio de enfermería del centro realizó los primeros minutos de la reanimación hasta la llegada de 061 y Policía Local, que también intervino en la misma. La reanimación se realizó con éxito y fue trasladado con vida a un centro hospitalario de la capital.

Fuente: La Vanguardia