La pandemia y el bloqueo de actualización de normativa

La principal consecuencia del Coronovirus son las miles de muertes que está provocando y el dolor que deja en sus familiares. Un virus que ha trastocado nuestro estilo de vida y afecta a nivel social y económico.

El confinamiento y la prioridad en legislar normas para luchar contra el Coronavirus, nos lleva a otra consecuencia: una paralización de legislación en otros estamentos.

El principal ejemplo es la normativa de desfibriladores fuera del ámbito sanitario en España. Cada Comunidad Autónoma normaliza su instalación, uso y formación. Así lo establecía el Real Decreto 365/2009. Desde entonces habían Decretos que así lo contemplaban pero habíamos observado en los últimos años una tendencia a actualizar decreto obsoletos, ya sea por el avance tecnológico de los equipos, de los complementos, ya sea por cambios sociales, ya sea por actualizaciones en lo trámites administrativos de registros. Sin embargo, el principal motivo era incluir en los Decretos la obligación de disponer de desfibrilador a determinados centros.

Pues bien, esta tendencia se ha frenado por el Coronovirus. Analicemos la evolución de actualizaciones de Decretos.

Número de Decretos actualizados en el año correspondiente:

  • 2019: 4
  • 2018: 2
  • 2017: 3
  • 2016: 1
  • 2015: 3

Solo en los dos años del 2019 y 2018 sumamos 6: Aragon, Cantabria, Castilla La Mancha, Extremadura, La Rioja y Navarra.

No solo eso, en el 2018 y 2019 se han publicado Órdenes o Decretos no relacionados con la desfibrilación que incluían la mención a disponer de DEA.

Sin embargo, en todo el 2020 no se ha publicado ni un Decreto ni Orden. Y tenemos Decretos ya antiguos como Andalucía (2012), Islas Baleares (2008), Castilla y León (2008) y Murcia (2007). O incluso el propio Real Decreto que es del año 2009 y que requería de una revisión para actualizar términos y mínimos para cada CCAA, tanto para la formación como para centros obligados.

Veremos como evoluciona el 2021 al respecto.

Podéis consulta nuestra página de normativa: Legislación

Cordis Integralis colabora con la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid como empresa para realizar prácticas

Universidad Francisco de Vitoria | Universidades en España

Cordis Integralis acogerá alumnos en prácticas para el Máster Universitario de Prevención de Riesgos Laborales que imparte la Universidad Francisco de Vitoria.

La Universidad Francisco de Vitoria, universidad privada situada en Pozuelo de Alarcón, Madrid, forma parte de una red de universidades que integra instituciones de formación superior en Europa, Estados Unidos, México y América del Sur.

Es para nosotros un honor participar de un master universitario y permitir a los alumnos conocer el mundo de la cardioprotección a través de prácticas en prevención de riesgos laborales.

Cordis Integralis recibe el certificado de la Declaración de Luxemburgo

Hoy hemos recibido el certificado que acredita que Cordis Integralis está adherida a la Declaración de Luxemburgo para promocionar la salud en el trabajo.

El certificado esta emitido por Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Deseamos compartir con vosotros el certificado. Nos enorgullece adherirnos a la promoción de la salud en el trabajo, un valor imprescindible de la cardioprotección.

Sobre el desfibrilador

Captura de pantalla 2016-03-09 14.50.34

¿Qué es un desfibrilador externo automatizado?

Es un aparato electromédico que mediante la colocación de unos electrodos en el tórax del paciente es capaz de analizar el ritmo cardíaco, identificar aquellas arritmias mortales que pueden ser tratadas con una descarga eléctrica e informar de cuando es necesario aplicar esa descarga.

¿Qué significa DEA?

Desfibrilador externo automatizado.

¿Qué significa DESA?

Desfibrilador externo semiautomático.

¿Qué significa AED?

Son las siglas en inglés: Automated External Defibrillator

¿Qué diferencias hay entre un DEA y un DESA?

Los DEAs aplican la descarga sin previo aviso, y los DESAs, en cambio, solicitan que se pulse el “botón de descarga” cuando nadie está tocando a la víctima.

¿Es segura su utilización?

Los DEA están diseñados para administrar una descarga eléctrica únicamente si la persona es víctima de un paro cardiaco. Si se utilizan correctamente y con las precauciones apropiadas, los DEA tienen un funcionamiento muy sencillo y no constituyen riesgo alguno para el interviniente o la víctima.

¿Qué debo hacer antes de usar un DEA?

Siempre debe avisar a los Servicios de Emergencias Sanitarias para activar de manera urgente la cadena de supervivencia, a través de los teléfonos establecidos (112, 061)

¿Es obligatorio instalar un desfibrilador?

El Real Decreto 365/2009, de 20 de marzo, establece las condiciones y requisitos mínimos de seguridad y calidad en la utilización de desfibriladores automáticos y semiautomáticos externos fuera del ámbito sanitario, aunque esta norma deja en manos de las Comunidades Autónomas el establecimiento de los requisitos para su instalación.

¿Puede utilizar el DEA cualquier persona?

Si, el DEA puede ser utilizado por cualquier persona, pero según la legislación vigente, deben recibir previamente un curso de formación, impartido por una entidad acreditada siguiendo la normativa en cada Comunidad Autónoma.

¿Podría lesionar a la víctima al usar un DEA?

Cuando se usa en personas que no responden y no están respirando, el DEA es extremadamente seguro. El DEA toma las decisiones relacionadas con la aplicación de una descarga en función del ritmo cardíaco de la víctima, y solo se activa cuando hay un ritmo desfibrilable.

¿Qué es primer: la RCP o colocar los electrodos?

Aplique RCP hasta que llegue el DEA. Aplique las almohadillas con electrodos sobre el tórax desnudo de la víctima y siga las indicaciones y mensajes del DEA. El dispositivo le indicará cuándo reanudar la RCP.

¿Por qué es importante la RCP?

La RCP proporciona cierto grado de circulación de sangre rica en oxígeno al corazón y al cerebro de la víctima

¿Qué debo hacer si la víctima tiene un tórax velloso?

Las almohadillas con electrodos deben estar en contacto directo con la piel.

Si el vello del tórax es tan excesivo que impide una buena adherencia de la almohadilla con electrodo, será necesario eliminar el vello rápidamente.

Tras desfibrilar con éxito, ¿Debo dejar puestos los electrodos en el tórax?

Sí. Incluso después de una desfibrilación exitosa, la víctima sigue en riesgo de desarrollar de nuevo una fibrilación ventricular.

El DEA monitoreará continuamente a la víctima en caso de que vuelva a tener una fibrilación ventricular.

Si se sospecha que está sucediendo una FV, el DEA comenzará automáticamente a analizar a la víctima después de completar dos minutos de RCP.

El DEA debe dejarse colocado hasta que el personal de emergencia asuma la responsabilidad de la víctima.

Tras su uso, ¿Qué hago?

Cordis Integralis realizará una revisión profunda del desfibrilador, cambiando los electrodos, comprobando estado de la batería, obteniendo los datos de la memoria del equipo para tratarlos con el software necesario y un informe de lo ocurrido.

Trabajo y Prevención de la Junta de Castilla y León menciona en sus redes sociales un artículo redactado por nuestro director técnico

Con el portal Trabajo y Prevención, la Junta de Castilla y León pretende fomentar la información sobre Seguridad y Salud Laboral: ayudas, normativa, estadísticas y formación. Y también promocionar de la salud en el trabajo.

La cuenta de twitter de Trabajo y Prevención de la Junta de Castilla y León compartió el artículo redactado por el director técnico de Cordis Integralis, Daniel Jerez, sobre El centro de trabajo o establecimiento cardioprotegido es un seguro sanitario en la reapertura post-pandemia en el portal Prevencionar.

Es un orgullo para nosotros que entidades oficiales den relevancia a los contenidos creados por Cordis Integealis.

Artículos más leídos

Cómo las búsquedas por Internet incriminan a un delincuente en un fraude  financiero - CFCS | Asociación de Especialistas Certificados en Delitos  Financieros

En enero arrancaba nuestra nueva web y desde entonces el crecimiento de visitas ha sido mes a mes exponencial.

Queremos daros las gracias por vuestro apoyo y confianza. En el 2021 seguiremos informando con precisión y rigurosidad de todo aquello relacionado con la cardiprotección.

Vamos a daros los artículos más leídos en cada mes, salvo enero que no hubieron datos suficientes al iniciarse la web.

Febrero: Aprobada la modificación del Decreto 4/2018 con 21 visitas

Marzo: RCP y Coronavirus con 64 visitas

Abril: Se aplazan las recomendaciones del ERC hasta el 2021 con 15 visitas

Mayo: El centro de trabajo o establecimiento cardioprotegido es un seguro sanitario en la reapertura post-pandemia con 46 visitas

Junio: Cordis Integralis ya lo vaticinó: la importancia del DEA para ciertas decisiones en la era post-pandemia con 33 visitas

Julio: Nuevo plazo para el cumplimiento de la Orden 1158/2108 de disponer DEA para clínicas dentales: 21 de agosto con 10 visitas

Agosto: La Covid-19 daña el corazón incluso en pacientes jóvenes con infección leve con 9 visitas

Septiembre: Las 12 fortalezas del Servicio Integral de Cardioprotección de Cordis Integralis con 30 visitas

Octubre: Comunicado: presentación nuevo director comercial de Cordis Integralis con 74 visitas

Noviembre: Asintomáticos de covid-19 pueden tener daños en el corazón con 19 visitas

Diciembre: Relato: Latido navideño con 21 visitas

De 11 meses, en 6 de ellos la noticia estaba relacionada con el Covid-19 y/o sus consecuencias. Sin embargo, la noticia con más visitas de todo el año es la de la presentación de nuestro nuevo director comercial que acumula 82 visitas.

Os deseamos una feliz entrada del 2021!

Relato: Latido navideño

Nuestro director técnico, Daniel Jerez, ha escrito un relato exclusivo para Cordis Integralis que publicamos aquí. Deseamos que os guste.

Felices fiestas a todos

Corazón Navideño - Corazon Con Gorro De Navidad PNG Image | Transparent PNG  Free Download on SeekPNG

Latido Navideño

Marcos mira cabizbajo la calle desierta. Son tiempos difíciles. Faltan las sonrisas y no solo porque no se vean por las malditas mascarillas.

Marcos suspira. ¿Cómo ha podido cambiar tanto su vida en tan poco tiempo? La pandemia. Todo se reduce a eso. Trabajaba como cocinero en un buen restaurante, pero al estar cerrado durante seis meses, finalmente le dijeron que le daban el finiquito y adiós muy buenas.

Los nervios, ansiedad, poco apetito sexual y enfados acabaron por minar su relación con Vanesa. El piso se lo quedó ella.

Marcos vive con sus padres, de nuevo. Se siente fuera de lugar.

Y tras varios meses en el paro, ahora ha encontrado trabajo. Hace de Papa Noel en la calle haciendo sonar la campanilla, porque caramelos no se pueden dar, no sea que se contagien los niños.

Tiene frío y está cansado de que la vida sea tan dura. Una lágrima cae por su mejilla y moja la barba postiza.

– ¿Se encuentra bien?

Marcos se gira algo asustado. Detrás suyo una viejecita al que parece que el viento se la llevará cual hoja mecida de un árbol. Tiene los ojos vivaces y la piel llena de arrugas. La espalda algo encorvada y una sonrisa dulce.

– Sí, es el frío – miente Marcos.

Miente a ella y así mismo, porque no, no está bien. Siente el dolor correr en su interior. La pena y la tristeza se abalanzan como hienas hacia los restos de la presa.

– ¿Qué pedirías a durante estas fiestas?

– ¿Perdón? – pregunta extrañado Marcos.

– Sí hijo, son las fechas de la magia. ¿Qué pedirías?

¿Qué le pediría? ¿Es bueno plantearse deseos y crear falsas esperanzas? Marcos duda en responder, pero de inmediato lo ve claro.

– Una segunda oportunidad.

La anciana asiente y sonríe.

– Sí, buen deseo. No siempre se tiene.

Tres niños se acercan para pedirle caramelos, pero él debe decirles que no tiene y se retiran algo enfadados. Una vez se apartan los niños, se gira hacia la anciana, sin embargo, no está. Mira a su alrededor y no hay rastro de ella.

No entiende dónde se ha metido. Por la edad y su aspecto no puede correr tanto como para alcanzar el final de la calle. Se mueve con la intención de buscarla, no fuera que le hubiese pasado algo, pero se detiene en seco. Algo va mal. En su cuerpo, algún mecanismo ha fallado. Nota un pinchazo en el pecho y Marcos ya no ve nada más que negrura. Cae al suelo y su barba postiza se desprende y queda inerte a su lado.

Marcos no está consciente, ni respira. Marcos no puede saber lo que ocurre a su alrededor. Marcos desconoce que un hombre se ha acercado y ha empezado a zarandearlo. Grita ayuda y llama al 112. Marcos no puede ver como Sonia oye los gritos desde la recepción del hotel.

El hotel, a pesar de la falta de turistas, se mantiene abierto con poca ocupación. Hace tres años instalaron un desfibrilador. Cada año hacen una formación, cada año viene un chico a hacer el mantenimiento. Está limpio. El año pasado le cambiaron los electrodos. Está al día. Listo para actuar. Sonia se lo mira muchas veces y piensa si vale la pena tenerlo. Nunca se ha usado. Sonia ha hecho cada año la formación.

Sonia se asoma a la calle para ver que ocurre y ve a un hombre vestido de Papa Noel tendido en el suelo y un hombre que grita sin parar. Y Sonia entiende. Entiende que es una emergencia, entiende que ella está capacitada y entiende que tiene algo que puede ser útil.

Marcos no puede ver como Sonia coge el desfibrilador y sale corriendo hacía él. Marcos no puede notar como Sonia le desgarra el abrigo y coloca los parches de los electrodos. Marcos no puede notar como las suaves manos de Sonia se posan sobre su pecho para realizar compresiones.

Y una voz robótica, les habla. El equipo les dice que va a hacer una descarga. El cuerpo de Marcos se eleva del suelo, pero nada ocurre. Sonia continua su labor de las compresiones y de nuevo la voz pide que aparten las manos para hacer una nueva descarga. Como si de un balón de baloncesto fuera, el cuerpo de Marcos rebota.

Ahora sí. Marcos puede sentir el frío. Puedo oír voces. Puede notar el aire entrar por sus pulmones.

Marcos abre los ojos y ve los ojos marrones de Sonia. No puede verle la boca por la mascarilla. Maldito virus, piensa. La luz de la farola que hay detrás le da un cierto aire de ángel. Y para Marcos lo es.

– ¿Estás bien? – le pregunta Sonia.

Es la segunda vez que le preguntan eso en poco tiempo. Y como puede cambiar una pregunta en tan pocos segundos.

– Sí – ahora el sí es más seguro.

– Suerte que tenemos un desfibrilador – contesta Sonia aún recuperando la calma.

– Suerte – repite Marcos

¿Lo es? ¿Es suerte? No cayó del cielo ese desfibrilador. Un gerente decidió apostar por ello. Decidió invertir. Una empresa lo revisa y forma. Las personas están preparadas. ¿Es eso suerte o buena elección?

– Ya viene la ambulancia

– ¿Cómo te llamas? – pregunta Marcos.

– Sonia. Pero no hables. Descansa. No todo el mundo tiene una segunda oportunidad.

Marcos mira fijamente a Sonia.

– ¿Cómo dices?

– Que has tenido una segunda oportunidad.

Marcos sonríe.

– Eso pedí para estas fiestas. Una segunda oportunidad.

Sonia se baja la mascarilla y sonríe. Las sonrisas deben verse y compartir. Sonia le coge la mano a Marcos.

Daniel Jerez Torns es director técnico de Cordis Integralis, técnico superior en prevención de riesgos laborales y périto judicial en PRL. Ha escrito tres novelas de misterio disponibles en Amazon: El arcabucero nº 61, La fórmula Terradas y El beso de la muerte.

Desfibriladores en clínicas dentales de la Comunidad de Madrid

La Orden 1158/2018, de 7 de noviembre, del Consejero de Sanidad, por la que se regulan los requisitos técnicos generales y específicos de los centros y servicios sanitarios sin internamiento, de los servicios sanitarios integrados en una organización no sanitaria y de la asistencia sanitaria prestada por profesionales sanitarios a domicilio en la Comunidad de Madrid, establecía la obligación de disponer de desfibrilador a las clínicas dentales.

En concreto, en su anexo I, Requisitos específicos por tipología de centro y/o unidades asistenciales, en la tipología 2. Clínica dental (C.2.5.1.) Unidad de odontología/estomatología (U.44), en el punto 1. Espacio físico, en el apartado b) para aquello centros que realizan actividades quirúrgicas:

En el gabinete dental donde se realizan las actividades quirúrgicas: las paredes, suelos y techo serán lisos, lavables y resistentes a desinfectantes, resistentes al fuego y sin ángulos entre paramentos verticales y horizontales, deberá contar con sistema de aire acondicionado e iluminación adecuada, disponer de toma de oxígeno que podrá ser central o portátil, lavamanos de agua corriente con grifo quirúrgico y accionamiento no manual y con un sistema de dispensación automático de toallas, así como disponer de equipo de reanimación cardiopulmonar nivel básico y de desfibrilador semiautomático.

Así, las clínicas dentales donde se lleven a cabo actividades quirúrgicas deben de disponer de desfibrilador.

Sin embargo, estos centros no se les aplica el Decreto 78/2017, de 12 de septiembre, del Consejo de Gobierno, por el que se regula la instalación y utilización de desfibriladores externos fuera del ámbito sanitario y se crea su Registro, ya que según el Real Decreto 1277/2003, de 10 de octubre, por el que se establecen las bases generales sobre autorización de centros, servicios y establecimientos sanitarios, en su Anexo de Clasificación de centros, servicios y establecimientos sanitarios aparecen:

C.2.5.1 Clínicas dentales.

C.3 Servicios sanitarios integrados en una organización no sanitaria. 

U.44 Odontología/Estomatología

U.45 Cirugía máxilofacial   

En el Decreto 78/2017 en el artículo 1 de Objeto y ámbito de aplicación dice:

El presente Decreto tiene por objeto regular, en el ámbito de la Comunidad de Madrid, la instalación y utilización de desfibriladores externos, fuera del ámbito sanitario, establecer la obligatoriedad de su disponibilidad en determinados espacios, públicos o privados y crear el Registro madrileño de desfibriladores externos.

Por tanto, las Clínicas Dentales con actividades quirúrgicas son consideradas establecimientos sanitarios y no es aplicable el Decreto 78/2017 sobre instalación de desfibriladores fuera del ámbito sanitario. Es por ello, que los desfibriladores en clínicas dentales:

  • No deben ser registrados
  • No deben tener conexión al 112
  • No se requiere de formación del personal
  • No señalizar el desfibrilador
  • No deben notificar su uso

Cordis Integralis, primera empresa de cardioprotección que se adhiere a la Declaración de Luxemburgo

En Cordis Integralis, en coherencia con nuestros valores y misión corporativa, hemos obtenido el certificado de la Declaración de Luxemburgo como entidad adherida a la misma.

Cordis Integralis se compromete por la misma a integrar los principios básicos de la promoción de la salud en el trabajo, en la gestión de la salud de sus trabajadores, además del cumplimiento de las obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales.

Y no sólo eso, nuestro propósito es que las demás empresas también lo hagan, que cuiden de sus trabajadores, mediante la cardioprotección.

Del listado de empresas y organización adheridas a la Declaración de Luxemburgo del 2009 al 2020 se desprende que Cordis Integralis es la primera empresa dedicada a la cardioprotección que posee dicha declaración.

En el año 1996 la Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP) elaboró la Declaración de Luxemburgo , un documento de consenso entre todos los países miembros.

En la actualidad, diversas empresas a nivel europeo se han adherido a la Declaración de Luxemburgo incorporando sus principios a las estrategias empresariales y a los servicios ofrecidos a sus clientes o asociados.

La adhesión a la Declaración de Luxemburgo significa el compromiso de la empresa de aceptar e implementar los objetivos básicos de la promoción de la salud en el trabajo y de orientar sus estrategias hacia los principios de PST.

Latimos juntos

Cordis Integralis lanza el mensaje Latimos Juntos que nos acompañará en estos momentos tan excepcionales.

Porque el latir es vida y lucha, el latir es fuerza y perseverancia.

Por eso, hemos ideado este mensaje, en el que queremos transmitir la capacidad de salir adelante y superar los obstáculos que nos está planteando la pandemia.

Y juntos.

Latimos juntos es una declaración de fuerza, optimismo y solidaridad.

Seguro que seguiremos adelante.

Cordis Integralis Service