La palabra desfibrilador se incorpora al Diccionario de la lengua catalana

Si alguien se sorprende de que una palabra como desfibril·lador aún no estuviera en el Diccionari de la llengua catalana del IEC, debe saber que el Termcat, el centro de terminología avalado por el IEC, ya la había bendecido como tecnicismo y por esa razón la grafía ya había sido fijada. Así pues, ¿por qué hasta ahora no salía en el DIEC, aunque ya se podía ver en letras grandes en las máquinas que se han instalado en muchas poblaciones? Pues porque una cosa es la terminología específica y otra es el uso general que hacen los hablantes de algunas palabras.

En este caso, el del desfibril·lador , una palabra muy técnica, resulta que se ha popularizado y por ello ahora la Secció Filològica del IEC, que es la academia de la lengua catalana, la ha incorporado a su diccionario de uso general, el DIEC. Es un caso claro de cómo la Secció Filològica lleva a cabo esta tarea de reflejar la lengua de los hablantes, no adelantándose a lo que han de decir, sino reflejando lo que ya dicen.

Por tanto, a través del lenguaje también podemos ver la importancia que está teniendo los desfibriladores en la población y resulta curioso que se incorpore ahora justo con la crisis sanitaria y cuando más se está hablando de las secuelas del Covid-19 en el corazón.

Cordis Integralis ya lo vaticinó: la importancia del DEA para ciertas decisiones en la era post-pandemia

Ya ocurrió con los hoteles. Realizamos un artículo en el que detallábamos las secuelas del Covid-19 en el corazón y la importancia que tendría en el futuro a corto y medio plazo la presencia de los desfibriladores en determinados centros. Vaticinamos que para los futuros usuarios, el que un hotel tenga un desfibrilador, será un elemento de calidad, de diferencia, de seguridad, en definitiva, un condicionante para escoger un hotel u otro. Y al poco, la Junta de Andalucía publicaba un Decreto Ley que modificaba la categoría de establecimientos hoteleros de cara a superar el Covid-19, incluyendo el desfibrilador como elementos obligatorio.

Ahora de nuevo nos hemos vuelto a avanzar. El pasado 25 de mayo publicamos un artículo sobre las condiciones de las playas con Bandera Azul y que están obligadas a tener un desfibrilador, un elemento que puede condicionar la elección de una playa u otra por parte de los usuarios, teniendo en cuenta como afecta el Covid-19 al corazón.

Ayer, en 20 minutos se publicó una entrevista a Virginia Yuste, coordinadora del programa Bandera Azul en España, y en ella detallaba que:

“En Latinoamérica hay algunos lugares donde han decidido que las playas con bandera azul sean las primeras que se abran, porque tienen ciertas garantías que coinciden con las que se deben cumplir para que la playa esté controlada de cara al COVID-19

En todas las playas con bandera azul hay socorrista, desfibrilador, calidad de aguas de baño excelente, ninguna tiene vertidos descontrolados, Entonces los criterios de bandera azul van muy en la línea en lo que puede ser una playa segura”

Por tanto, abrirán primero las playas con Bandera Azul, justamente por cumplir criterios de seguridad para hacer frente al Covid-19 y dentro de esos criterios está el tener desfibrilador.

¿Cómo afecta el coronavirus al corazón?

El coronavirus afecta a los órganos respiratorios, pero con el paso del tiempo se ha descubierto que los pacientes presentaban síntomas relacionados con el sistema digestivo y circulatorio. De hecho, se ha demostrado cómo actúa el virus sobre el corazón, sobre el que también tiene gran capacidad de afectación.

El funcionamiento del corazón se está viendo afectado, y varios expertos de la Universidad Goethe han realizado una investigación sobre esa actuación del coronavirus en el corazón, infectando células cardíacas con cepas de COVID-19, así como el tejido cardíaco.

¿Cómo afecta el coronavirus al corazón?

Lo característico de este virus es que posee la capacidad de reproducirse en los cardiomiocitos, que son las células del músculo cardíaco, aunque estas células no generen la enzima que se encarga de mantenerlo con vida.

Es entonces cuando los investigadores han llegado a la conclusión de que, a partir de ahora, se deberán tener muy en cuenta los diagnósticos de los pacientes, pues el coronavirus tiene la capacidad de atacar al corazón de manera directa.

Fuente: As

Daño cardíaco y COVID-19

Las afecciones cardíacas relacionadas con COVID-19 son muy variadas y graves. La epidemia es indirectamente responsable de infartos complicados de inicio tardío y, potencialmente, de un aumento de muertes súbitas extrahospitalarias, mientras que la infección puede complicarse hasta una miocarditis postinfecciosa severa requiriendo cuidados intensivos

Se estudian  varios mecanismos para explicar el daño cardíaco observado durante COVID-19: Primero una acción vascular directa del SARS-CoV-2, lo que explicaría en particular el infarto de miocardio, por otra parte la inflamación, a veces muy marcada, y ahora sabemos que el aumento de los dos marcadores, fibrinógeno y dímeros D, indica un mayor riesgo de complicaciones trombóticas venosas y arteriales; la estimulación simpática, con un aumento en la demanda de oxígeno, que también participa en la aparición de ataque cardíaco e insuficiencia cardíaca; la hipoxia, muy marcada en pacientes con insuficiencia respiratoria grave y que, en sujetos con insuficiencia coronaria o cardíaca, es muy poco tolerada y puede precipitar la evolución.

El infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca, miocarditis, están asociadas con arritmia que puede conducir a complicaciones, en particular paro cardíaco.

Las complicaciones trombóticas también son frecuentes: coagulopatía intravascular y embolia pulmonar, la prevalencia de la angiografía por TC es del 20% al 30% en pacientes hospitalizados.

Los efectos colaterales de la pandemia.

En todos los países, durante las primeras semanas de encierro, se observó una disminución en las consultas por infarto de miocardio (IM) y accidentes cerebrovasculares, del orden del 30% al 40%. Se han propuesto varias hipótesis para explicar este fenómeno, como la reducción de las actividades físicas, el estrés o incluso la contaminación. La causa real sería el resultado de la saturación de los servicios de emergencia y de llamadas, muy solicitados por la epidemia de COVID-19, y por el miedo a consultar, los pacientes prefirieron quedarse en casa en lugar de llamar al teléfono de emergencia  o ir al hospital.

Este uso reducido de los sistemas de emergencia también podría explicar el aumento de muertes súbitas extrahospitalarias, reportado por varios equipos, especialmente en Lombardía en Italia y en la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos.

Síndromes postinfecciosos en pacientes jóvenes.

“En la primera fase, recibimos muchos pacientes con comorbilidades cardiovasculares descompensadas, y para quienes la atención cardiológica adecuada permitió una evolución favorable”, informa el profesor Gilles Montalescot. “Ahora, vemos infartos con complicaciones mecánicas, porque se atienden tarde, pero también pacientes mucho más jóvenes con miocarditis que se presentan como parte de un síndrome postinfeccioso que puede ser grave y requiere cuidados intensivos, como la instalación de ECMO [oxigenación por membrana extracorpórea] “: una tabla similar a la informada en pediatría, en este caso síndromes” similares a Kawasaki “. Por lo tanto, la vigilancia es esencial y es importante tener en cuenta esta posibilidad de síndrome postinfeccioso grave, que ocurre varias semanas después de una infección por COVID-19.

Fuente: Vademecum

La Junta de Andalucía incluye el desfibrilador en la nueva categoría para hoteles Gran Lujo para la era post-pandemia

Póster elaborado por Cordis Integralis para hoteles, a petición de algún cliente, donde se destaca el DEA

Como ya analizó de forma exhaustiva Cordis Integralis en un artículo que publicamos, la presencia de un desfibrilador en los hoteles será un elemento fundamental para la era post-pandemia y así lo ha reflejado la Junta de Andalucía en un Decreto Ley publicado la semana pasada.

Para potenciar el sector turístico, Andalucía ha decidido cambiar la clasificación hotelera y crea la categoría Gran Lujo, tal como detalla en un artículo de Hosteltur. Sin embargo, en el artículo no menciona el detalle del añadido del desfibrilador que vamos a exponer más adelante para complementarlo. Nuestro desarrollo del Decreto Ley ha sido publicado de nuevo en Hosteltur: https://www.hosteltur.com/comunidad/nota/022585_la-junta-de-andalucia-incluye-el-desfibrilador-en-hoteles-gran-lujo.html.

Esta categoría se considera una necesidad esencial para la recuperación de la actividad de los establecimientos hoteleros ya existentes y para fomentar nuevas inversiones empresariales en este sector”, señalan desde el Ejecutivo regional. La nueva normativa contempla cinco grupos de alojamientos: hoteles, hoteles-apartamentos, hostales, pensiones y albergues. La categoría se conseguirá mediante un sistema de puntos en función de los servicios que ofrezcan.

Se trata de una regulación para abordar directamente las consecuencias del Covid-19 en los hoteles, como queda bien claro en su título: Decreto-ley 13/2020, de 18 de mayo, por el que se establecen medidas extraordinarias y urgentes relativas a establecimientos hoteleros, coordinación de alertas, impulso de la telematización, reactivación del sector cultural y flexibilización en diversos ámbitos ante la situación generada por el coronavirus (COVID-19).

En su introducción, habla claramente del Covid-19: La situación de emergencia de salud pública provocada por el COVID-19 y su expansión mundial carece de precedentes. La situación generada ha supuesto la necesidad de adoptar medidas de contención extraordinarias por las autoridades nacionales. Estas medidas, junto con las adoptadas por otros países, están teniendo un impacto económico que se proyecta en particular, sobre determinadas empresas y sectores de la economía española, entre los que se encuentra el sector turístico.

Como decíamos en el artículo, la era post-pandemia exigirá a los hoteles a ofrecer garantías de seguridad para la salud, atendiendo a las secuelas que genera el Covid-19, entre ellas daños al corazón, y así lo refleja en la introducción del Decreto Ley que dice “en esta nueva Era del turismo, diversificar productos y posicionar destinos a golpe de promoción, ya no es suficiente. En el futuro más próximo, tanto desde la administración como desde los propios establecimientos hoteleros se deberán ofrecer calidad y garantías si se quiere recuperar la confianza de las personas consumidoras.”

Para ello, la Junta de Andalucía ha actualizado el anterior decreto de establecimientos hoteleros, que era de 2004 y se había quedado desfasado, y detalla con total claridad los criterios para la calificación de los hoteles, añadiendo la categoría de Gran Lujo. Así, todos los hoteles que quieran subir de categoría saben exactamente qué tienen que implementar en sus establecimientos y cómo deben modificar sus instalaciones.

En el Anexo IV del Decreto Ley se detallan los requisitos de las instalaciones, equipamientos y servicios para la obtención del calificativo de Gran Lujo. Y aquí es donde encontramos la exigencia a tener en cuenta. En el punto I, de condiciones generales/ áreas comunes, en su sub-área 1.2 “Áreas públicas” se exige:

Servicio de primeros auxilios que incluya desfibrilador externo automático (DEA).

Por tanto, es la primera normativa destinada exclusivamente a establecer medidas para afrontar la reapertura de centros tras la pandemia del Covid-19 que incluya la presencia del desfibrilador y, en concreto, en los hoteles, que como bien dice en la introducción del Decreto Ley (y que ya apuntábamos en el artículo): “los comportamientos de la demanda sin duda cambiarán en la búsqueda de condiciones de seguridad“.

Las secuelas que deja en el corazón el Covid-19 están confirmados por diferentes artículos y estudios científicos de todo el mundo y así lo ha entendido la Junta de Andalucía al introducir el desfibrilador como un elemento añadido de seguridad ante la demanda de una clientela exigente en cuanto servicios y equipamientos que garanticen esa seguridad.

Los centros obligados a tener desfibrilador en cada decreto

Recogemos todos los artículos de los diferentes decretos que obligan a disponer de desfibrilador:

Andalucia

Decreto 22/2012, articulo 3

  • Las grandes superficies minoristas (tenga una superficie útil para la exposición y venta al público superior a 2.500 metros cuadrados.)
  • Aeropuertos y puertos comerciales, estaciones o apeaderos de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes, y las estaciones de metro con una afluencia media diaria igual o superior a 5.000 personas.
  • Las instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de personas usuarias diarias, teniendo en cuenta todos sus espacios deportivos disponibles, sea igual o superior a 500. Quedan excluidas las instalaciones deportivas de accesibilidad restringida.
  • Establecimientos públicos con un aforo igual o superior a 5.000 personas.

Aragón

Decreto 30/2019, anexo V

  • Grandes superficies (establecimientos comerciales, individuales o colectivos, que tengan una superficie de más de 2500 m2).
  • Aeropuertos comerciales
  • Estaciones de ferrocarril o de autobuses de poblaciones de más de 25000 habitantes.
  • Las instalaciones, centros o complejos deportivos y piscinas en los que la afluencia diaria de personas usuarias, teniendo en cuenta todos sus espacios deportivos disponibles, sea igual o superior a 300 personas. Quedan excluidas las instalaciones deportivas de accesibilidad restringida.
  • En todos los centros escolares de Aragón.
  • Centros de trabajo con más de 250 trabajadores.
  • Centros hoteleros y otros establecimientos dedicados al alojamiento de personas con más de 100 plazas.
  • Establecimientos de uso residencial en los que se desarrollan actividades de residencia o centros de día destinados a personas ancianas, con discapacidad física, sensorial, intelectual o con enfermedad mental, o aquellos en los que habitualmente haya usuarios que no puedan realizar una evacuación por sus propios medios y que dispongan de 200 o más plazas en conjunto.
  • Establecimientos públicos con aforo superior a 500 personas que sirven para la realización de actividades recreativas o de espectáculos públicos. No se incluyen aquellas instalaciones desmontables o de temporada.
  • En las localidades que dispongan de policías locales o agentes municipales, al menos en una patrulla.

Asturias

Decreto 54/2016, artículo 3

  • Los centros comerciales, individuales y colectivos, que tengan una superficie edificada para la exposición y venta al público superior a 2.500 metros cuadrados.
  • Instalaciones de transporte: aeropuertos y puertos comerciales; estaciones de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes, y las estaciones de tren o autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 2.000 personas.
  • Los establecimientos, locales e instalaciones en que se desarrollen espectáculos públicos y actividades recreativas, con aforo autorizado superior a 750 personas.
  • Las instalaciones deportivas en las que la afluencia media diaria de usuarios sea igual o superior a 500 personas.

Canarias

Decreto 157/2015,  artículo 6

  • Estaciones e intercambiadores de transporte terrestre en poblaciones de más de 50.000 habitantes.
  • Todos los aeropuertos.
  • Todos los puertos comerciales.
  • Los hoteles con más de 1.000 plazas.
  • Instalaciones, centros, complejos deportivos públicos de poblaciones de más de 50.000 habitantes y con una afluencia media diaria superior a 1.000 usuarios, teniendo en cuenta todos sus espacios disponibles y aquellas con menor ocupación que realicen terapias rehabilitadoras. Quedan excluidas aquellas instalaciones de uso privado.
  • Establecimientos dependientes de las administraciones públicas de poblaciones de más de 50.000 habitantes y con una afluencia media diaria superior a 1.000 usuarios, teniendo en cuenta todos sus espacios disponibles.
  • Teatros municipales, auditorios y salas de congresos con un aforo superior a 1.000 personas.
  • Grandes establecimientos comerciales y centros comerciales.

Cantabria

Orden SAN/82/2018,  artículo 3

  • Instalaciones de transporte, aeropuerto y puerto comercial y estaciones de autobuses y ferrocarril de poblaciones de más de 20.000 habitantes.
  • Los centros comerciales, individuales y colectivos, defi nidos como el establecimiento en el que se ejerza la actividad comercial minorista y que tenga una superficie edificada superior a 500 m2 (añadiéndose uno más por cada 1.000 m2).
  • Los establecimientos públicos y privados, con una afluencia media diaria de 500 personas.
  • Instalaciones deportivas en las que el número de personas usuarias diarias sea igual o superior a 350 personas.
  • Centros educativos con aforo mayor de 1.500 personas.

Cataluña

Decreto 30/2015, anexo III

  • Estaciones e intercambiadores de transporte: aquellos con una ocupación igual o superior a 2.000 personas.
  • Los puertos de interés general.
  • Los aeropuertos con un volumen superior a 5.000 viajeros en hora punta.
  • Establecimientos de uso docente especialmente destinados a personas con discapacidades físicas, sensoriales, intelectuales o con enfermedades mentales que dispongan de más de 200 plazas.
  • Cualquier otro establecimiento de uso docente siempre que disponga de una ocupación igual o superior a 2.000 personas.
  • Establecimientos de uso docente con una ocupación inferior a 2.000 personas y superior a 1.000 personas.
  • Establecimientos de uso residencial público: aquellos en los que se desarrollan actividades de residencia o centros de día destinados a personas ancianas, con discapacidad física, sensorial, intelectual o con enfermedad mental, o aquellos en los que habitualmente haya usuarios que no puedan realizar una evacuación por sus propios medios y que dispongan de 200 o más plazas en conjunto.
  • Cualquier otro establecimiento de uso residencial público siempre que disponga de una altura de evacuación igual o superior a 28 m, o de una ocupación igual o superior a 2.000 personas.
  • Actividades residenciales públicas: aquellas en las que se desarrollan actividades de residencia o centros de día destinados a personas ancianas, con discapacidad física, sensorial, intelectual o con enfermedad mental, o aquellas en las que habitualmente haya usuarios que no puedan realizar una evacuación por sus propios medios y que dispongan de 100 o más plazas en conjunto no incluidas en el apartado A.
  • Edificios: con capacidad o aforo igual o superior a 2.000 personas.
  • Instalaciones cerradas desmontables o de temporada con capacidad o aforo igual o superior a 2.000 personas.

Comunidad Valenciana

Decreto 159/2017, artículo 3

  • Instalaciones de transporte: aeropuertos y puertos comerciales, estaciones o apeaderos de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes, y las estaciones de metro con una afluencia media diaria igual o superior a 2.000 personas.
  • Instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de personas usuarias diarias, teniendo en cuenta todos sus espacios deportivos disponibles, sea igual o superior a 500.
  • Centros educativos con un aforo igual o superior a 1.500 personas.
  • Establecimientos públicos con un aforo igual o superior a 1.000 personas.

Extremadura

Decreto 16/2019, artículo 3

  • Centros y equipamientos comerciales, individuales o colectivos, con una superficie de venta igual o superior a 2.500 m2. En caso de estar distribuidos en varias plantas, se deberán instalar al menos dos DEA, uno en la planta baja y otro en la planta superior. En el caso de equipamientos comerciales colectivos, se deberá instalar un DEA adicional en cada establecimiento comercial del mismo que iguale o supere los 2.500 m2 de superficie de venta.
  • Instalaciones de transporte: aeropuertos y estaciones de autobuses o de ferrocarril, de poblaciones de más de 30.000 habitantes.
  • Servicios de emergencias no sanitarias que puedan ser primeros intervinientes, tales como bomberos, policía local y protección civil en poblaciones con más de 30.000 habitantes.
  • Las instalaciones, centros o complejos deportivos o recreativos en los que el aforo, teniendo en cuenta todos sus espacios deportivos disponibles, sea igual o superior a 700 personas. Quedan excluidas las instalaciones deportivas de accesibilidad restringida.
  • Los establecimientos públicos, locales e instalaciones en que se desarrollen espectáculos públicos, con aforo autorizado igual o superior a 1.000 personas.
  • Los centros educativos con capacidad igual o superior a 500 alumnas/os.
  • Centros de trabajo con más de 250 personas trabajadoras.

Madrid

Decreto 78/2017, artículo 3

  • Los grandes establecimientos comerciales, individuales o colectivos, cuya superficie comercial de exposición y venta sea superior a 2.500 m2.
  • Los aeropuertos.
  • Las siguientes instalaciones de transporte: estaciones de autobuses y ferrocarril en poblaciones de más de 50.000 habitantes, las estaciones de metro, ferrocarril y autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 5.000 personas.
  • Los establecimientos públicos, con un aforo igual o superior a 2.000 personas.
  • Los establecimientos dependientes de las Administraciones Públicas en poblaciones de más de 50.000 habitantes y con una afluencia media diaria igual o superior a 1.000 usuarios.
  • Las instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de usuarios diarios sea igual o superior a 500 personas.
  • Los establecimientos hoteleros con más de 100 plazas.
  • Los centros educativos.
  • Los centros de trabajo con más de 250 trabajadores.
  • Los centros residenciales de mayores que dispongan de, al menos, 200 plazas de residentes.

Navarra

Decreto Foral 6/2019, articulo 3

  • Establecimientos comerciales que tengan una superficie comercial útil superior a 2.000 metros cuadrados.
  • Centros comerciales constituidos por un conjunto de establecimientos comerciales situados en uno o en varios edificios conectados, que sumen una superficie comercial útil superior a 2.000 metros cuadrados.
  • Estaciones de trenes y autobuses de poblaciones de más de 10.000 habitantes.
  • Centros educativos con personal docente, no docente y alumnado superior a 700 personas.
  • Centros de trabajo o espacios en los que conjuntamente trabajen más de 700 personas.
  • Polideportivos, piscinas y cualquier instalación deportiva o recreativa con aforo autorizado o previsto superior a 500 personas.
  • Establecimientos, instalaciones o espacios en los que se celebren espectáculos, actividades culturales o recreativas con aforo autorizado superior a 700 personas.
  • Cualquier otro espacio o instalación cuyo aforo sea superior a 700 personas.
  • En las localidades que dispongan de policías locales, agentes municipales o alguaciles se dispondrá de DEA que deberá ser portado al menos en un vehículo patrulla operativo. En las localidades de más de 10.000 habitantes, se dispondrá de DEA al menos en el 50% de los vehículos patrulla operativos.
  • La Policía Foral de Navarra contará con un desfibrilador al menos en una de las patrullas operativas dependientes de la Comisaría Central de Pamplona, y de las comisarías de Alsasua, Elizondo, Estella, Tafalla, Sangüesa y Tudela.
  • Residencias y centros de día de mayores con discapacidad de más de 100 plazas.

País Vasco

Decreto 9/0215, articulo 3

  • Los grandes establecimientos comerciales, individuales y colectivos.
  • Las siguientes instalaciones de transporte: aeropuertos y puertos comerciales. Estaciones de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes, y las estaciones de metro, tren o autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 2.000 personas.
  • Los establecimientos públicos, instalaciones, espectáculos y actividades recreativas con aforo autorizado superior a 700 personas.
  • Los centros educativos con un aforo igual o superior a 2.000 personas.

Playas con bandera azul: obligación de tener un desfibrilador

blue-flag-el-palmar-ixtapa-zihuatanejo.jpg

Desde Cordia Integralis analizaremos la presencia de desfibriladores en las playas ahora que empieza la temporada y que justamente en algunas comunidades se permitirá el baño en la desescalada por el Covid-19.

Ningún Decreto menciona las playas. Ahora bien, existe el distintivo de Bandera Azul, es un galardón que otorga anualmente desde 1987 la Fundación Europea de Educación Ambiental a las playas y puertos que cumplen una serie de condiciones ambientales e instalaciones. En el jurado participan además las Agencias de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA-UNEP) y para el Turismo (OMT), así como la Federación Internacional de Salvamento y Socorrismo (ILSE); la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) de la UE; la Unión Europea para la Conservación de las Costas (EUCC) (Coastal & Marine Union); la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN); un experto en Educación Ambiental y el Consejo Internacional de Asociaciones de la Industria Portuaria (ICOMIA).1​ Los criterios para obtener la bandera azul se dividen en cuatro áreas fundamentales: Calidad de las aguas de baño, Información y Educación ambiental, Gestión ambiental y Seguridad, Servicios e Instalaciones.

En el apartado de Seguridad y Servicios hay varios puntos que nos interesa:

Como equipo humano es obligatorio que exista Socorristas Acuáticos profesiones, eso quiere decir que tienen una formación en RCP.

Y en el material de primeros auxilios es obligatorio disponer de un “Desfibrilador con la dotación complementaria de material que especifique la normativa reguladora”.

La localización del equipo de primeros auxilios, así como el horario y periodo durante el que puede ser utilizado, debe estar indicado en el Panel de información de la playa. Debe estar expuesto el teléfono de emergencias (112) para incidentes ocurridos fuera de aquellos horarios y temporadas cubiertos por el servicio. La atención de pequeñas heridas, picaduras de insectos, peces o medusas, insolaciones y quemaduras leves, etc., deben prestarse en el puesto de primeros

En 2017 el 82% de las playas con Bandera Azul contaban con Desfibrilador (en Cataluña, el 89,5%).

En 2018 ya se ha incluido como requisito obligatorio que en cada playa el Servicio de Socorrismo cuente con un desfibrilador, disponible a menos de 5 minutos.

En la pagina web de Blue Flag se pueden consultar las playas con Bandera Azul de todo el mundo y por tanto, siendo un criterio obligatorio desde el 2018, qué playas tienen Desfibrilador.

Algo a tener en cuenta dadas las secuelas del Covid-19 en el corazón.

El 65% de muertes por parada cardiaca son domiciliarias y podrían evitarse con un desfibrilador en comunidad de vecinos

e3

Ahora que el confinamiento nos obliga a un sedentarismo en que la salud se ve perjudicada y que las personas que reciben el alta por el Covid-19 deben mantenerse en casa, debemos recordar el siguiente dato:

El 65% de las muertes que se producen por paradas cardíacas suceden en los hogares y muchas de ellas podrían salvarse con el uso de un desfibrilador en los primeros 5 minutos que estuviese presente en la comunidad de vecinos.

Estos primeros minutos son un tiempo “insuficiente” para que los equipos de emergencia lleguen al suceso, con lo que la rápida actuación de las personas que estén presentes es fundamental para salvar la vida de las personas que sufran una parada cardíaca.

En España, ya son varias las comunidades de vecinos que cuentan con un desfibrilador en sus instalaciones. Su ubicación y accesibilidad sería idéntica a la de un extintor, es decir, que cualquier persona de la comunidad sepa dónde está y pueda acceder a él.

Las comunidades de vecinos será en esta era post-pandemia un edificio considerado de riesgo, ya que es donde ocurren muchos de los accidentes de paradas cardíacas y done más horas vamos a estar.

Cordis Integralis, con una dilatada experiencia en cardioproteger espacios de cualquier actividad y sector como son edificios deportivos, hoteles, residencias, salas de congresos, centros comerciales, oficinas, museos, ayuntamientos y colegios, ofrece a aquellas comunidades de vecinos que quieran tener en su edificio un desfibrilador un servicio integrado de formación, instalación, electrodos para adultos e infantil, kit de emergencia, garantía del equipo, mantenimiento del equipo, reciclajes de formación y certificación de Espacio Cardioprotegído.

¿Eres un colegio y tienes DEA? Estas preparado para hacer frente al Covid-19

Así es. Estamos hablando de la presencia de un síndrome inflamatorio en niños posiblemente relacionado con COVID-19 y la llamada enfermedad de Kawasaki.

Se ha informado de una condición misteriosa que podría estar relacionada con COVID-19 en cientos de niños en varios países europeos y América del Norte.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un informe científico el mes pasado que describe “grupos de niños y adolescentes que requieren ingreso a unidades de cuidados intensivos con una enfermedad inflamatoria multisistémica con algunas características similares a las de la enfermedad de Kawasaki y el síndrome de shock tóxico”.

Los niños mostraban síntomas superpuestos de COVID-19 grave, síndrome de shock tóxico y enfermedad de Kawasaki.

El Reino Unido, Francia, Italia, España y los EE. UU. Han reportado casos en los que algunos niños dieron positivo para anticuerpos COVID-19 o coronavirus, lo que significa que estuvieron expuestos previamente al virus.

Un niño de nueve años en Francia murió recientemente debido a complicaciones de un paro cardíaco relacionado con el síndrome. El niño había dado positivo por anticuerpos contra el coronavirus.

Al menos tres niños han muerto en Nueva York a causa de este “nuevo síndrome emergente”.

El departamento de salud de la ciudad de Nueva York advirtió que debe buscar signos de fiebre, dolor abdominal prolongado, erupción cutánea, ojos inyectados en sangre, corazón acelerado, entre otros síntomas.

El Royal College of Pediatrics and Child Health del Reino Unido dijo que los síntomas a menudo incluyen fiebre persistente por encima de 38.5 ° C y pueden incluir dolor abdominal, confusión, conjuntivitis, diarrea, hinchazón, dolor de garganta, erupción cutánea o vómitos.

“[La enfermedad de Kawasaki] puede causar hinchazón de las arterias del corazón y eso puede durar toda la vida y puede conducir a cosas como un ataque al corazón”

¿Hay que preocuparse? La evidencia de todo el mundo nos muestra que los niños parecen ser parte de la población menos afectada por esta infección. Vale la pena recordar que el número de niños afectados sigue siendo muy pequeño. Sin embargo, hay un esfuerzo urgente en curso para aprender más sobre este síndrome y cómo los niños se ven afectados por COVID-19.

En este sentido, Cordis Integralis afianza la necesidad de que aquellos colegios que dispongan de un DEA lo mantengan, pues por delante de otros, para poder hacer frente a la posible enfermedad de Kawasaki. El 27 de marzo de 2019 se publicaba la noticia de de que en el Colegio Maestro José Varela de Dos Hermanas, Sevilla, se instalaría un desfibrilador externo para garantizar la seguridad de un niño con la enfermedad de Kawasaki.

Fuente: https://www.euronews.com/2020/05/24/coronavirus-what-is-kawasaki-disease-and-its-possible-link-with-covid-19-in-children

Las secuelas cardíacas del COVID-19 vuelves a destacarse en un nuevo artículo

Este domingo, La Vanguardia ha publicado un artículo en que los médicos alertaban sobre las secuelas del COVID-19 .

Las secuelas más comunes, que probablemente serán transitorias, son una gran fatiga y la intolerancia al esfuerzo. Menos frecuentes pero más graves, y que en algunos casos pueden dejar secuelas a largo plazo, son las complicaciones respiratoriascardiovasculares neurológicas.

Los médicos alertan también contra la percepción de la Covid-19 como una infección respiratoria transitoria y contra la expectativa de que, una vez recibida el alta, los afectados vuelvan a estar de manera inmediata en plenitud de condiciones.

Una afirmación destacable es la que dice que las secuelas post-Covid-19 son un problema diferente a todo lo que conocemos hasta ahora. Parecen ser una enfermedad nueva.

Sensación de ahogo, cansancio en las piernas, fatiga, cabeza espesa, estómago alterado, sensación de agujas, dolor en todo el cuerpo, falta de aliento, mareo, artritis en las manos, sensación rara en la piel son algunos de los síntomas que destacan los pacientes dados de alta.

Hay preocupación porque la Covid-19 pueda causar daños permanentes en los pulmones y algunos afectados sufran insuficiencia respiratoria crónica.

Preocupan asimismo los daños que la Covid-19 pueda causar en el corazón, tanto por los efectos directos del virus sobre el músculo cardiaco como porque la infección aumenta la formación de coágulos en la sangre. Así, la Covid-19 aumenta tanto el riesgo de miocarditis –o inflamación del músculo cardiaco– como de infartos de miocardio.

“Ahora estamos empezando a ver las secuelas. Nos falta perspectiva para saber si serán transitorias o permanentes. Es posible que algunas secuelas sean para toda la vida” dice Sánchez Raya,  jefa del servicio de medicina física y rehabilitación de Vall d’Hebron.

La clara alusión a los problemas respiratorios y del corazón como secuelas del Covid-19 y que estas puedan ser de por vida, confirma aún más la campaña iniciada por Cordis por mantener los desfibriladores en los centros como un medio sanitario más para la era post-pandemia.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/vida/20200524/481361773796/medicos-alertan-secuelas-covid-19-coronavirus.html