Latimos juntos

Cordis Integralis lanza el mensaje Latimos Juntos que nos acompañará en estos momentos tan excepcionales.

Porque el latir es vida y lucha, el latir es fuerza y perseverancia.

Por eso, hemos ideado este mensaje, en el que queremos transmitir la capacidad de salir adelante y superar los obstáculos que nos está planteando la pandemia.

Y juntos.

Latimos juntos es una declaración de fuerza, optimismo y solidaridad.

Seguro que seguiremos adelante.

Cordis Integralis Service

Asintomáticos de covid-19 pueden tener daños en el corazón

El covid-19 puede causar daños al corazón humano, como desencadenar coágulos de sangre en casos graves, y causar inflamación y cicatrices. Una nueva investigación muestra que incluso los jóvenes que son asintomáticos, tienen riesgo de desarrollar una inflamación potencialmente peligrosa alrededor del corazón.

En un estudio publicado el 4 de noviembre, encontraron evidencia de anomalías cardíacas en más de un tercio de los estudiantes atletas que dieron positivo por covid-19 y se sometieron a exámenes cardíacos en otoño.

Si bien no se detectaron daños continuos en el músculo cardíaco en sí, con frecuencia encontraron evidencia de inflamación y exceso de líquido en el pericardio, el saco que rodea el corazón.

Covid-19, malo para el corazón

El SARS-CoV-2 puede causar una serie de daños abrumadores, que incluyen la activación de respuestas inflamatorias en el músculo cardíaco y el tejido circundante a medida que el cuerpo intenta combatirlo. Uno de cada ocho pacientes hospitalizados con covid-19 tiene algún tipo de daño cardíaco.

Fuente: https://theconversation.com/even-if-youre-asymptomatic-covid-19-can-harm-your-heart-study-shows-heres-what-student-athletes-need-to-know-149243

Evolución de las muertes del corazón de 1980 a 2017

¿Son necesarios tantos desfibriladores? Esta pregunta se nos repite muchas veces. Es una duda o bien ante su eficacia o bien hacia la necesidad de tenerlos. Sobre su eficacia no hay dudas que valgan. Aplicar un desfibrilador en los primeros minutos de una parada cardiorespiratoria aumenta en un 95% la probabilidad de supervivencia. Y en cuanto su necesidad, para ello vamos a analizar la evolución de dos tipos de muertes en el Instituto Nacional de Estadística en los datos de causas de muerte en el ámbito nacional: Otras enfermedades isquémicas del corazón e Insuficiencia cardíaca. Para ello, hemos cogido los datos desde 1980 hasta los últimos datos, 2017.

Recordemos que nadie duda de la necesidad de tener extintores e incluso la norma obliga a tener 1 cada 15 metros, como si estuviéramos atacados constantemente, en nuestro ámbito laboral y de ocio, de conatos de fuego.

Los datos son claros: no solo existe la necesidad, si no que esta necesidad va en aumento ya que el número de muertes se va incrementando cada año.

Veamos el gráfico que desde Cordis Integralis hemos creado:

Captura de pantalla 2019-04-13 09.18.18Gráfico creado por Cordis Integralis.  

En el año 1980 las muertes sumaban 24.377 y en el 2017 36.534   La comparativa entre hombres y mujeres nos da el dato que las mujeres tienen más mortalidad en Otras enfermedades isquémicas del corazón e Insuficiencia cardíaca.

Gráfico creado por Cordis Integralis

Captura de pantalla 2019-04-13 09.17.55

Viendo la evolución de las muertes, podemos afirmar que es necesario tener cerca desfibriladores, tanto o más, como disponer de extintores.

Pequeña historia del desfibrilador

55751474-unidad-de-desfibrilador-aislado-médica-corazón-cardiaco-los-equipos-de-emergencia-del-vector-icono-equipo.jpg

El primer desfibrilador portátil fue inventado por Frank Pantridge en Belfast, hacia mediados de 1960. Este modelo pesaba 70kg y se alimentaba con baterías de coche. Ya hacia mediados de 1968 Pantridge había creado un dispositivo que pesaba tan sólo 3kg, y llegó a conocerse como el “Padre de la Medicina de Emergencia” gracias a sus trabajos pioneros.

Sin embargo, la pregunta de “quién inventó al desfibrilador” nos lleva de hecho hacia finales del siglo XVIII.

Ya en 1775, los científicos experimentaban con gallinas para demostrar que los corazones podían ser reiniciados y detenidos mediante electricidad. Más de un siglo más tarde, los fisiólogos suizos JL Prevost y F Batelli demostraron que la electricidad podía reiniciar corazones de perros y, alrededor de 1925, William B. Kouwenhoven ya investigaba la desfibrilación y la RCP utilizando ratas en Estados Unidos.

No fue sino hasta 1947 que la desfibrilación pudo ser eficazmente practicada en una persona, tarea que recayó sobre el médico Claude Beck. Beck practicaba una cirugía sobre un niño de 14 años cuando el paciente sufrió una fibrilación ventricular – y luego de aplicar dos descargas eléctricas, su corazón comenzó a latir nuevamente. Pero este escenario de “pecho abierto” altamente invasivo fue sólo el comienzo.

Se tardaron otros nueve años para que una desfibrilación a “pecho cerrado” pudiera ser eficazmente practicada en personas – aunque Kouwenhoven logró revivir a un perro de esta forma en 1954. A esto siguieron los primeros dispositivos DEA en 1978, que utilizaban sensores para detectar la fibrilación ventricular. 

Resumen:

  • 1775: Científicos utilizan gallinas para demostrar que el corazón puede ser reiniciado y detenido mediante electricidad.
  • 1875: JL Prevast y F. Batelli demuestran que le electricidad puede reiniciar corazones en perros.
  • 1925: William B. Konwenhoven practica la desfibrilación y RCP en ratas.
  • 1947: el cirujano Claude Beck realiza la primera desfibrilación a “pecho abierto” en un niño de 14 años.
  • 1956: Primera desfibrilación exitosa a “pecho cerrado” en una persona.
  • 1965: Frank Patridge inventa el primera desfibrilador portátil del mundo.
  • 1978: Primer dispostivo DEA que utiliza sensores para detecta la fibrilación ventricular.

2008: Cordis Integralis lanza su Servicio Integral de Cardioprotección a nivel nacional, siendo la primera empresa que plantea integrar en un solo servicio todo lo que requiere el instalar un desfibrilador: formación, soporte, señal, registros, mantenimiento.

Integrar el DEA en los planes de seguridad de la empresa

Según la Asociación Estadounidense del Corazón, anualmente se producen más de 300.000 paros cardíacos repentinos (SCA) en los Estados Unidos y, según OSHA, alrededor de 10.000 ocurren en el trabajo.

Aquí hay cinco claves para maximizar la efectividad de su programa AED y garantizar que su dispositivo funcione cuando sea necesario.

  1. Defensa: tener un trabajador de la empresa para ayudar a promover y educar a sus trabajadores con los desfibriladores:
  • Folleto informativo sobre su programa de DEA, incluyendo qué son los desfibriladores, cómo funcionan, etc.
  • Revisión anual del plan de respuesta de emergencia (incluido el programa AED)
  1. Mantenimiento de registros / seguimiento / mantenimiento del dispositivo: integre el programa de mantenimiento del desfibrilador en el programa del programa de seguridad, incluidos los sistemas de alerta y supresión de incendios, equipos de protección personal y otros sistemas mantenidos. Aunque la mayoría de los dispositivos tienen señales de advertencia para indicar cuándo el dispositivo no está listo para usar, se puede usar un sistema de seguimiento de gestión de activos para registrar las fechas de vencimiento de los consumibles de sus desfibriladores, como baterías y almohadillas, y para realizar un seguimiento de sus unidades sin la necesidad de una presencia física de un empleado.
  2. Ubicación del DEA: OSHA (Occupational Safety and Health Administration ) ofrece una lista de lugares óptimos para considerar al instalar un DEA:
  • Áreas que permiten la respuesta dentro de tres a cinco minutos.
  • Áreas donde las personas trabajan juntas, como líneas de montaje y edificios de oficinas..
  • Áreas cercanas a un espacio confinado.
  • Áreas donde se utilizan dispositivos eléctricos.
  • Lugares de trabajo al aire libre donde pueden ocurrir rayos.
  • Unidades de salud donde los trabajadores pueden buscar tratamiento para los síntomas de ataque cardíaco.
  • Gimnasios y cafeterías de la empresa.
  • Sitios remotos, como plataformas de perforación mar adentro, proyectos de construcción y líneas de transmisión de energía.
  1. Capacitación: asegúrese de que sus empleados sepan cómo usar el DEA específico de su empresa y cómo reconocer cuándo el dispositivo necesita servicio, así como estos elementos críticos de respuesta:
  • Cómo activar su plan de respuesta ante emergencias, incluida la ubicación de los DEA y la activación del sistema de servicios médicos de emergencia
  • Cómo realizar RCP y, si no está entrenado, RCP de compresión solamente
  • Cómo brindar atención hasta que llegue la ayuda
  1. Simulacros de Parada Cardiorespiratoria: incluir DEA en sus simulacros de respuesta a emergencias ayuda a identificar las debilidades que podrían pasarse por alto:
  • Preparación previa, incluida la notificación al personal clave y la preparación del equipo.
  • Información previa al ejercicio
  • Ejercicio médico simulado Parada CR, incluidas listas de verificación de respuesta apropiadas
  • Interrogación
  • Ejercicios adicionales o práctica de RCP y DEA para los miembros del equipo de respuesta a emergencias

¿Qué es la cadena de supervivencia?

image.png

Cuando alguien sufre un paro cardíaco fuera del hospital, hay una cadena de eventos que pueden ayudar a aumentar las posibilidades de supervivencia. Esto se conoce como el concepto de cadena de supervivencia. Un término acuñado por la American Heart Association en 1991: el concepto de la cadena de supervivencia establece que todas las comunidades deben conocer y adoptar el principio de la RCP temprana y la desfibrilación.

Entonces, ¿qué es la cadena de supervivencia? Compuesto por cuatro enlaces, los primeros tres de la cadena pueden ser ejecutados por personas comunes que tienen conocimientos básicos sobre técnicas para salvar vidas. El paso final solo puede ser realizado por personal sanitario. Si todas las etapas se realizan en rápida sucesión, pueden aumentar las posibilidades de supervivencia de una persona que sufre un paro cardíaco.

1- Reconocimiento temprano y solicitud de ayuda

El primer paso en la cadena es un reconocimiento temprano. Esto se refiere a una persona capaz de reconocer los signos de un paro cardíaco y obtener ayuda. Normalmente no hay síntomas que revelen su aparición; Sin embargo, si alguien experimenta una parada, los siguientes síntomas nos guían:

  • Perder el conocimiento
  • No responde
  • No respirar o respirar anormalmente

Si se encuentra con una persona que cree que puede estar sufriendo un paro cardíaco, llame a Emergencia de inmediato y comience la RCP.

2-  RCP temprana

El segundo paso de la cadena de supervivencia es una RCP temprana: esto incluye practicar la compresión torácica para mantener el corazón de la víctima funcionando hasta que haya un desfibrilador disponible. Muchas organizaciones ofrecen cursos de capacitación en RCP para el público en general.

3- Desfibrilación temprana

El tercer paso es la desfibrilación temprana. Tener un DEA a mano en caso de emergencia de un paro cardíaco repentino puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Se utiliza un desfibrilador para enviar una descarga eléctrica al corazón y devolverlo a su ritmo normal. Por cada minuto que pasa sin desfibrilación, las posibilidades de supervivencia de la persona disminuyen en un 10%.

Instalar un desfibrilador en su lugar de trabajo o espacio comunitario es la mejor manera de asegurarse de que haya uno disponible a mano. Cordis Integralis ofrece un sistema integral que incluye el DEA, la formación y los mantenimientos.

4- Soporte Vital Avanzado

El cuarto paso en la cadena es una atención temprana avanzada con medicamentos y maniobras del personal médico o de enfermería, cuyos procedimientos de emergencia avanzados pueden ser efectivos solo si son inmediatos y si están precedidos por las acciones del segundo y tercer paso de la cadena, realizados correctamente, esperando la llegada de la ambulancia.

Asegurar que su hogar, lugar de trabajo o comunidad estén equipados para responder a una situación de paro cardíaco es la mejor manera de aumentar las posibilidades de supervivencia de una persona.

La universidad Politécnica publica los estudios de infartos de Cordis Integralis

La Universidad Politécnica publica de manera interna artículos, tesis, estudios relacionados con la seguridad y salud laboral.

El material se publica bajo el dominio enuveprod-universitatpolit.netdna-ssl.com.

Dicho orgranismo ha publicado:

Estudio genérico de la evolución de los accidentes laborales infartos:

El estudio específico de hoteles:

Es un honor para nosotros que entidades tan importantes hayan consultado nuestro estudio y tenga este reconocimiento.

6 preguntas sobre los electrodos de los desfibriladores

61wKL2MEJ6L._SX679_-2.jpg

1. ¿Qué son los electrodos de desfibriladores?

El desfibrilador consta de un panel de control, de unos cables de monitorización de electrocardiograma, de las palas de desfibrilación, del registro del electrocardiograma, de una conexión a la red y de los electrodos. Estos se conectan directamente a un marcapasos externo que ayuda a recuperar el ritmo cardíaco tras la descarga eléctrica que se lleva a cabo cuando el desfibrilador así lo anuncie.

Es decir, la función de estos electrodos no es otra que la hacer de trasmisores de la corriente eléctrica al corazón del paciente. En algunos modelos de desfibrilador, esta función la hacen las palas metálicas, si bien es más habitual el uso de electrodos terminados en un área adhesiva que colocamos sobre el pecho de la persona que ha tenido el problema.

2. ¿Cuáles son las partes de un electrodo?

Por lo general, constan de una zona adhesiva, que es la que se coloca sobre el cuerpo del paciente, y de un conector al desfibrilador, que es por donde circula la corriente eléctrica.

3. ¿Qué tipos de electrodos hay?

  • Adulto. Son de mayor tamaño y los que vienen incluidos por defecto en la mayoría de los desfibriladores.
  • Niño. Su tamaño es menor que los anteriores y también su capacidad de desfibrilación, ya que, como es lógico, para esta actividad es fundamental contar con el peso y la altura del paciente para lograr un óptimo resultado.

4. ¿Por qué no pueden volver a utilizarse los parches del DEA?

Los parches del DEA tienen una capa de gel que les ayuda a adherirse de forma segura a la piel. Dicho gel actúa como agente aglutinante, lo que es crucial para poder utilizar el desfibrilador de forma eficaz. Sin el gel, los parches pueden desplazarse y no adherirse al paciente, y el análisis del DEA y los tratamientos no tendrán la precisión necesaria.

Como podrá imaginarse, una vez que el gel se utiliza en un paciente, perderá sus capacidades adhesivas. Además, el volver a utilizar los parches no es higiénico. El gel es muy pegajoso para que funcione de forma eficaz, y es muy probable que partículas de suciedad, piel y pelos terminen adhiriéndose al parche una vez utilizado.

5. ¿Los parches del DEA tienen fecha de caducidad?

Sí. Esto es así ya que al cabo de un tiempo, la capa de gel adhesivo comienza a secarse hasta un punto en que ya no se puede utilizar. La vida útil de los parches del DEA es de alrededor de 2 años, pero ello puede variar según el fabricante. 

6. ¿Por qué los parches del DEA han de contar con la aprobación de la FDA?

El asegurarse que los pads del DEA tengan la aprobación de la FDA es la mejor manera de garantizar que funcionarán de forma correcta. La FDA analiza y prueba una amplia gama de elementos para uso médico, y determina si su uso es seguro. Esta acreditación es esencial ya que Europa no cuenta con un organismo que compruebe los dispositivos médicos antes de que sean comercializados en el mercado. 

Evaluación del lugar a instalar el DEA

Evaluar cuidadosamente el diseño de su sitio ayudará a determinar la cantidad y la ubicación de los DEA para una respuesta óptima. La American Heart Association recomienda tratar a una víctima de paro cardíaco en tres minutos. *

Las probabilidades de supervivencia disminuyen en casi un 10% por cada minuto que se retrasa la desfibrilación. Una evaluación adecuada del sitio reducirá los tiempos de respuesta y aumentará las posibilidades de supervivencia.


• Los DEA deben colocarse en áreas fácilmente accesibles y altamente visibles.
• Optimice el número y la ubicación de los DEA para que estén a una caminata rápida de noventa segundos desde el punto más alejado de la instalación.
• Para edificios de varios niveles, estandarice la ubicación de los DEA en cada piso si es posible o cada “x” plantas.
• Guarde el DEA en un soporte de pared con señalización en la parte superior.
• Considere cualquier cosa que pueda impedir una respuesta, como acceso de seguridad, ascensores, puertas cerradas, etc.
• Las áreas de alto tráfico o lugares de esfuerzo físico son ideales para la colocación de DEA.


Recuerde, en un evento de paro cardíaco, cada segundo cuenta.

Cordis Integralis realiza una previa evaluación del lugar, teniendo en cuenta acceso, puertas, pasillos, lugar más lejano con ocupación.

* American Heart Association en colaboración con ILCOR. 2000. Pautas 2000 para reanimación cardiopulmonar y atención cardiovascular de emergencia. Consenso internacional sobre ciencia. Circulación; 102 (supl.): I-1-89.

Accidentes Laborales Infarto. Distribución por antigüedad

De nuestro estudio sobre accidentes laborales infarto, vamos a extraer el apartado de la antigüedad en el puesto de trabajo y se analiza desde dos puntos de vista: su evolución en meses de antigüedad y la evolución en base a una categorización de la variable.

La siguiente gráfica nos muestra cuántos accidentes laborales infarto se dan según la antigüedad del trabajador.

Fuente: MEYSS y elaboración propia

La gráfica nos muestra como se dan más casos cuando menos antigüedad tiene el trabajador, por tanto, el riesgo de padecer un accidente laboral infarto es más elevado al inicio de la etapa laboral del trabajador en una nueva empresa. Sin embargo, se da un pico elevado a los 120 meses, es decir, a los 10 años, con 985 casos en total.

Analicemos ahora los diferentes tramos de antigüedad. Se ha cogido el primer año por tramos de trimestres, luego el segundo año completo y más de 2 años, siendo el resultado el que muestra la siguiente gráfica, que suma el total de los casos en los 12 años del estudio.

Fuente: MEYSS y elaboración propia

Se observa como el primer trimestre de un nuevo trabajo presenta un elevado número de casos, 2.636, siendo el 14,5% del total. Sin embargo, el 66% de los accidentes laborales infarto se da con trabajadores que tienen más de 2 años de antigüedad.

Observamos como a medida que avanza el primer año los casos van descendiendo, pero en el segundo año vuelve a subir.

El último trimestre presenta un 80% menos de casos que el primer trimestre, sin embargo, el incremento en el segundo año respecto al último trimestre del primer año es del 167%

Podéis acceder a la totalidad del estudio aquí: