La Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno de Cantabria incrementará durante la campaña de este año la seguridad en los arenales de la región, a través de la orden de ayudas a salvamento en playas, que se ha modificado para que todos los arenales cuenten con desfibriladores.

Estos equipos estarán presentes, por primera vez, en todos los botiquines de los servicios de socorristas durante el próximo verano, listos para su uso en caso de parada cardiaca, unas intervenciones con un notable incremento en los últimos años.

«Es imprescindible una respuesta inmediata en este tipo de situaciones y, por eso, resulta vital la existencia de un desfibrilador semiautomático», ha explicado la consejera de Presidencia, Paula Fernández Viaña, quien ha destacado también otras novedades de la orden publicada hoy en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC).

Se trata de la Orden PRE/1/2021, de 7 de enero, por la que se modifi ca el título y los Anexos de la Orden PRE/17/2019, de 25 de marzo, por la que se establecen las Bases reguladoras correspondientes a las ayudas a las Corporaciones Locales para Vigilancia, Rescate y Salvamento en las playas de Cantabria. En la introducción detalla: “El Anexo III se modifica para extender la exigencia en todas las playas que cuenten con servicio de socorrista, la existencia de un desfibrilador semiautomático (DEA), ya que debido al notable incremento de los accidentes de personas que sufren infartos, muertes súbitas y otras afecciones cardiacas, es imprescindible dar una respuesta en menos de cuatro minutos, intervención inmediata que se puede realizar con el DEA.”

Entre ellas, ha apuntado la mejora de las medidas de prevención e información a los bañistas, a través de la unificación de los paneles informativos existentes en los arenales. Igualmente, se modifica el tamaño de la bandera para que sea más visible por motivos de seguridad.

Por otro lado, se deberán limitar claramente las zonas reservadas al baño y las áreas permitidas a los deportes náuticos, como el surf, con el fin de evitar accidentes.

La orden autonómica establece un calendario perpetuo para que, con independencia de cuando acaben los plazos de vigencia de la vigilancia en las playas, prestada desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre, ninguna de ellas se quede sin servicio en días inmediatos a esta fecha que caigan en fin de semana, cuando se produce una mayor afluencia de bañistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s