El pasado 12 de octubre se publicaba en La Vanguardia la noticia de que los hoteles estaban adaptando sus espacios como centros de coworking.

Les llaman “hoteles híbridos”: establecimientos que alquilan su espacio de día como oficinas de uso compartido y de noche para dormir.

Este es un modelo de hoteles híbridos que se proyecta más allá de la pandemia, por el impulso que se prevé tendrá el teletrabajo. Los hoteles pueden alquilar por días o por horas y son más competitivos que los coworkings, cuyo modelo de negocio se basa en alquilar por periodos más largos, de una semana a varios meses.

Los pioneros del hotel híbrido, como la cadena holandesa Zoku, se basan en habitaciones flexibles que alquilan dos veces al día, para trabajar y para pernoctar. Además del equipo tecnológico, la clave es “el mobiliario y los espacios de la habitación de hotel, para transformarla rápidamente en oficina”, ocultando la cama o quitándole centralidad.

“Que los hoteles busquen fuentes de ingresos alternativas y propuestas innovadoras es muy positivo, significa que el sector no está parado, que está vivo”, señala Manel Casals, director general del Gremi d’Hotels de Barcelona.

Hotusa, Meliá, Iberostar o Gallery son algunas de las cadenas que reconvertirán sus hoteles en ‘oficinas’.

La cardioprotección

Es importante por tanto que el hotel disponga de un desfibrilador por varios motivos, asociados a la actividad laboral.

Hay que tener en cuenta que la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales en su artículo 14 punto 2 detalla que el empresario “en cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo.”

Es importante destacar que el perfil del usuario puede conllevar la necesidad de disponer de DEA:

  • Personal de edad avanzada.
  • Muchas horas sentado
  • Trabajos nocturnos
  • Estrés

Por tanto, aquellos hoteles que dispongan de un desfibrilador, será un factor a tener en cuenta para los trabajadores que quieran usar el hotel como oficina ya que garantizan una rápida actuación en caso de parada cardiorespiratoria durante el trabajo.

Pero no solo es un factor importante para el trabajador, también lo es para la empresa, ya que un infarto en el hotel teletrabajando sería un accidente de trabajo y por tanto, disponer de las medidas para evitar que la lesión sea muy grave o mortal es también importante para la empresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s