Tener las máximas medidas de prevención y seguridad es efectivo. Esta lección ya no se pone en duda tras esta crisis sanitaria. Si algo ha aprendido la sociedad es que la prevención es fundamental para nuestra salud.

La salud es nuestro bien más preciado y es por ello por lo que Cordis Integralis ha estado trabajando durante más de diez años: proveer de desfibriladores centros y establecimientos y formar a personas en RCP y el uso del DEA. Esta combinación es fundamental para reanimar a una persona con parada cardiorrespiratoria, algo de lo que nos enorgullece de haber participado en numerosas ocasiones.

Durante esta crisis sanitaria, Cordis Integralis no ha dejado de estar operativo, es más, hemos estado pendientes de la relación del Covid-19 con la RCP y con problemas cardíacos, publicando artículos en la web al respecto. También destacar que fruto de seguir activos, se nos abren nuevos proyectos a medio plazo, ya que la cardioprotección será una pieza importante en el futuro en este puzle que es la seguridad e higiene en los centros de trabajo y ciertos establecimientos.

Hay sectores que serán especialmente sensibles debido a su idiosincrasia, como son los hoteles o los gimnasios.

Como destaca Hosteltur en un artículo de 17 de abril, “la adaptación de los hoteles a un nuevo entorno donde la salud, la seguridad y la empatía serán el nuevo mantra para el turismo”.

Recordemos que la semana pasada publicamos el artículo en que se confirmaba que una de cada cinco personas hospitalizadas por el Covid-19 presentaba daños en el corazón.

En el artículo de Hosteltur se menciona que “se abre un periodo en el que el comportamiento y las demandas del turista en esta franja de tiempo no serán los mismos que antes, al menos en cuestiones de seguridad…

Para el hotelero se abre un periodo en el que la seguridad va a ser un tema muy importante. Podemos anticipar las expectativas de seguridad del cliente.”

Un desfibrilador puede ayudar a poder luchar contra alguna problemática cardíaca que provoque el Covid-19. Es por ello, que tener un desfibrilador en los hoteles ya no va a ser un capricho, sino un valor añadido al servicio.

Lo mismo se puede aplicar a los gimnasios, siendo entornos en los que se realizan esfuerzos físicos y respiratorios, los clientes valoran el que el centro tenga un desfibrilador, ya que la seguridad de estar protegidos primará sobre ciertos elementos de diseño o de comodidad.

Dijimos al principio que la prevención es ahora mismo valorada como fundamental para minimizar consecuencias y en este sentido será la prevención de riesgos laborales la que tendrá mucho que decir en centro de trabajo. Aunque se trata de un tema de salud pública y no hay relación directa entre factor de riesgo y enfermedad pues el trabajador puede contraerlo fuera del centro, sí que deben tenerse en cuenta medidas de seguridad para poder actuar ante cualquier problema de salud.

Disponer de un desfibrilador ya no será visto como algo que te impone la ley o algo que es un raro capricho, ahora se convertirá en un elemento de seguridad sanitario indispensable.

Cordis Integralis aboga, ahora más que nunca, por mantener los elementos de seguridad que garantizan  nuestra salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s